¿Cómo evitar los accidentes del bebé en la casa?

casa segura para bebés

Cuando los niños comienzan a crecer, todo les llama la atención. Por eso hay que estar alerta y poner especial atención con lo que se deja a su alcance. Marta Zamora, médico pediatra explica sobre la prevención de accidentes en el hogar.

Muchas lesiones sufridas por niños muy pequeños se deben a que padres y otros mayores a su cargo desconocen las características propias de sus edades. Es fundamental conocer y comprender los comportamientos de los pequeños para poder anticipar y prevenir los riesgos de accidentes, además de educarlos con ese fin desde temprano.

Por ejemplo, los niños entre 1 y 2 años son muy curiosos, todo lo quieren tocar y lo llevan a la boca, les atraen mucho los objetos que sobresalen, los huecos, las hendiduras y los enchufes. Por ello, los exploran e intentan introducir cuerpos extraños en sus orificios (nariz, boca, oídos). La adquisición de habilidades como caminar, trepar, correr o saltar los ponen en riesgo de presentar caídas, heridas, vertimientos de líquidos peligrosos y otros.

A los 3 años los niños son muy autónomos, pero aún no saben reconocer los peligros. Les gusta imitar a los adultos pero no pueden asumir ciertas responsabilidades como salir a la calle, quedarse solos en casa o acompañar a hermanos menores. No son capaces de conocer y poner en práctica las normas de seguridad.

A los 4 y 5 años desarrollan una gran confianza en sí mismos, que los impulsa hacia situaciones peligrosas por su inexperiencia e inmadurez. Aparentan gran autonomía y responsabilidad, pero los adultos no deben confiarse demasiado en ese sentido, ya que los pequeños pueden cambiar súbitamente de la atención de un juego seguro a una situación de riesgo.

Es importantísimo que acondiciones la casa para que tu bebé esté fuera de peligro y pueda echar a andar y explorar el muevo mundo que lo espera. Puertas, ventanas, muebles, el baño, elementos de cocina, enchufes, todo puede ser un eventual peligro para tu hijo(a), así que manos a la obra y haz que tu casa sea el lugar más seguro para tu bebé.

Prevención de accidentes en el hogar

  • La cuna: evita los móviles y juguetes que estén colgados sobre ella.
  • Puertas y ventanas: en las puertas, cerciórate que tengan bisagras de seguridad para que no puedan abrirse o cerrarse de golpe, así protegerás los dedos del bebé.
  • Las cortinas o persianas: deben estar amarradas de forma correcta, es decir, que el pequeño no pueda alcanzar el cordón.
  • Escaleras: es aconsejable colocar una puerta o baranda tipo reja para evitar que tu bebé pueda subir o bajar peldaños autónomamente.
  • Las alfombras: sujeta las alfombras al suelo con fijadores especiales. No escondas cables debajo de éstas, el pequeño podría tirarlos o morderlos.
  • Elementos con electricidad: cubre todos los enchufes con protectores de seguridad o con muebles.
  • Bebé siempre acompañado: no dejes solo al bebé cuando toma su mamadera, ni tampoco cuando se encuentra en una cama o sofá, silla, mudador, mesa o en cualquier otro lugar de donde se pueda caer.
  • Prohibido entrar a la cocina: intenta que tu hijo no entre a la cocina, menos solo. Guarda los cuchillos, vajilla, ollas pesadas y artículos peligrosos bajo llave o fuera de su alcance. También instala seguros en aquellos gabinetes y cajones que tengan objetos filosos, puntiagudos o peligrosos.
  • Atentos con el agua: asegúrate de no dejar agua en baldes u otros recipientes, porque este puede ser volcado en sus cuerpos.

La prevención de accidentes en el hogar, puede estar en tus manos. No dejes de seguir nuestras recomendaciones. 

Temas: , , , , ,

niño nadando
Te puede interesar:

Cómo apoyar a un hijo que quiere dedicarse al deporte competitivo