Dificultades ortográficas en niños y adultos

Dificultades ortográficas en niños

La ortografía puede ser una fuente de gran frustración para un niño que está aprendiendo a leer y escribir. Pero cuando las dificultades ortográficas en niños persisten más allá de los primeros años de escuela, una diferencia de aprendizaje específica basada en el idioma podría ser la causa del problema.

Las estimaciones sugieren que 1 de cada diez personas lucha con alguna forma de dislexia, que también afecta la capacidad de lectura.

Los niños disléxicos pueden deletrear una palabra un día y no el siguiente y pueden encontrar palabras de servicio de alta frecuencia, como preposiciones, artículos y conjunciones, particularmente difíciles de aprender.

Cuando la capacidad de deletreo de un niño cae por debajo de la de sus compañeros de la misma edad, puede socavar su confianza y provocar un bajo rendimiento en la escuela. Puede afectar tanto la cantidad que escribe un estudiante como la complejidad de su trabajo escrito. Las dificultades ortográficas en niños hacen que a veces ellos eviten usar palabras que son parte de su vocabulario hablado por temor a cometer errores ortográficos.

Pueden ser reacios a participar en actividades grupales, especialmente aquellas que implican escribir en la pizarra, y es menos probable que tomen notas durante las lecciones.

Como las habilidades de alfabetización son necesarias en todo el plan de estudios, los niños que reciben calificaciones bajas en tareas y exámenes pueden desarrollar una actitud negativa hacia la escuela y el aprendizaje y corren el riesgo de sufrir una baja autoestima.

La tragedia es que la ortografía es un elemento algo superficial de la escritura y, con las estrategias de adaptación adecuadas y las adaptaciones en el aula, los desafíos y dificultades ortográficas en niños a menudo se pueden superar.

Ten en cuenta que si no se aborda una dificultad subyacente del idioma, las dificultades ortográficas en niños pueden seguirlo hasta la edad adulta y afectar las oportunidades de educación superior e incluso la elección y el avance profesional.

Temas: , ,

Niño sonriendo- Mi hijo repite lo que le pregunto y no contesta: ¿Es normal?
Te puede interesar:

Video: Mi hijo repite lo que le pregunto y no contesta: ¿Es normal?