La «leche de brujas» del recién nacido

Los bebés recién nacidos suelen presentar algunos problemas cuando nacen, pero que no influyen en su salud, sino que son temporales como es el que conocemos como leche de brujas.

La “leche de bruja” es un término que se ocupa en pediatría para detallar la secreción de los pezones en los recién nacidos, que es una respuesta temporal al aumento de los niveles de estrógenos de la mamá.

Esto suele desaparecer a las dos semanas de nacido del pequeño, de manera de que los niveles hormonales provenientes de la madre comienzan a estar normales nuevamente.

El origen de esto se basa en la creencia de que esta secreción mamaria del bebé era por parte de los poderes que tenían los espíritus familiares, la intención era robar las fuentes de nutrición materna a los niños desatendidos.

La leche de bruja o conocida como “galactorrea del recién nacido” se hace presente en bebés a términos. Eso se ve reflejado en la hinchazón de las glándulas mamarias del niño.

En este fenómeno se recomienda no apretar, masajear o intentar extraer la leche de los recién nacidos, ya que se puede generar alguna infección, por ello es importante dejar que pase sola y consultar siempre a su doctor ante cualquier situación extraña.

Temas: , ,

Cómo cuidar a un bebé prematuro
Te puede interesar:

Cómo ayudar a padres de bebés prematuros a cuidarlos mejor