Mamá primeriza: Sigue estos consejos para la higiene del recién nacido

bebé

Con un bebé en casa, la lista de dudas sobre cómo cuidarlo crece y crece. Labores tan sencillas como cortarle las uñas o limpiar su cordón umbilical se transforman en toda una hazaña. Las siguientes sugerencias te servirán mientras estás en el camino del aprendizaje para ser una supermamá.

Aseo del cordón umbilical

La limpieza del cordón exige algunos elementos básicos como gasa y alcohol. Recubre el cordón con una gasa mojada en alcohol de 70 grados, cuidando mucho esta zona hasta que éste caiga y se seque la herida. Por lo general, demora un máximo de 2 semanas. Evita productos derivados del yodo, ya que podrían generar inconvenientes en el funcionamiento tiroideo del recién nacido.

Sigue esta rutina de aseo cada día, siempre atenta a no mojar la zona umbilical hasta su caída para evitar infecciones. Si lo prefieres, luego de secar el ombligo puedes aplicar un producto antiséptico sobre una compresa, sujetada por el pañal. Debes cambiarla 2 veces al día o cada vez que la notes sucia.

La temperatura del baño

Procura que el agua esté entre los 35 y los 37 grados Celsius, templada, no excesivamente caliente. Usa una esponja natural, ya que los tejidos sintéticos no son buenos para el bebé.

Higiene de áreas delicadas

Para lavar el cabello recuerda que debes hacerlo cada 4 días, no más seguido que eso. Sin friccionar muy fuerte al secarlo.

Al limpiar la zona genital, debes poner mucho cuidado para pasar por cada rincón de su piel. Y en las niñitas, los movimientos siempre deben ir desde la vagina/vulva hacia la zona anal, para evitar infecciones urinarias.

Cuidado con las uñas

Aunque te dé miedo, cortar las uñas del recién nacido no es tan complicado. Lo primero que tienes que hacer es comprar una tijera de punta chata especial para uñas de bebés. Hazlo una vez a la semana, empezando a la 3° semana de vida.

Los especialistas sugieren cortar las uñas de los pies rectas y las de las manos, redondeadas. Cortar las uñas de un bebé es una tarea delicada, ya que debes cuidarte de no cortar la piel de los dedos.

En un principio, las uñas del pequeño se romperán espontáneamente. Vigila que no se arañe la cara por estar muy largas. Al pasar el mes, puedes cortarle la uña dejando que sobresalga un poco de la punta del dedo. Pero si aún es muy chiquitito y no quieres cortárselas todavía, puedes ponerle unas manoplas de algodón especiales para bebitos.

Temas: , , , , , ,

Problemas del ombligo
Te puede interesar:

Problemas del ombligo en los recién nacido