¿Cómo influye en tu suelo pélvico la ‘tripa postparto’?

Cómo influye en tu suelo pélvico la ‘tripa postparto’

El embarazo y el parto son experiencias transformadoras en la vida de una mujer. Después del nacimiento del bebé, muchas mujeres experimentan lo que se conoce como «tripa postparto», es decir, la persistencia de una protuberancia en el abdomen. Lo que quizás no sepa es que esta «tripa postparto» puede tener un impacto significativo en su suelo pélvico.

Cambios en el suelo pélvico durante el embarazo y el parto

Durante el embarazo, el útero se expande para dar cabida al crecimiento del bebé, ejerciendo presión sobre el suelo pélvico. Además, las hormonas del embarazo suavizan los tejidos y los ligamentos, lo que puede debilitar aún más el suelo pélvico.

Durante el parto, los músculos del suelo pélvico se estiran y se someten a una gran tensión debido al esfuerzo del parto vaginal. Estos cambios pueden debilitar el suelo pélvico y contribuir a la aparición de la «tripa postparto».

Impacto de la «tripa postparto» en el suelo pélvico

La «tripa postparto» puede tener un impacto en el suelo pélvico de diferentes maneras. En primer lugar, el peso adicional en el abdomen puede ejercer presión sobre los músculos del suelo pélvico, debilitándolos aún más.

Además, la distensión abdominal puede alterar la alineación y la postura de la pelvis, lo que puede afectar negativamente la función del suelo pélvico. Esto puede manifestarse en síntomas como incontinencia urinaria, prolapsos o disfunciones sexuales.

Cuidado y fortalecimiento del suelo pélvico

Es importante cuidar y fortalecer el suelo pélvico después del parto, especialmente si se experimenta la «tripa postparto».

Una de las formas más efectivas de hacerlo es a través de ejercicios específicos de fortalecimiento del suelo pélvico, como los ejercicios de Kegel. Estos ejercicios consisten en contraer y relajar los músculos del suelo pélvico de manera controlada.

También es recomendable buscar la orientación de un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico, quien puede evaluar y diseñar un programa de ejercicios personalizado.

Cuidado postural y actividad física adecuada

Además de los ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico, es importante cuidar la postura y evitar actividades físicas que puedan ejercer presión adicional en el suelo pélvico.

Mantener una buena postura y evitar estar mucho tiempo en posiciones que compriman el abdomen, como estar sentada encorvada o levantar objetos pesados, puede ayudar a reducir la presión en el suelo pélvico. Asimismo, es importante elegir actividades físicas adecuadas que no comprometan el suelo pélvico, como caminar, nadar o practicar yoga prenatal.

Paciencia y tiempo para la recuperación

Es importante recordar que la recuperación del suelo pélvico después del parto lleva tiempo y paciencia. No te desanimes si no ves resultados inmediatos en la reducción de la «tripa postparto» o en la mejora de los síntomas del suelo pélvico.

Cada cuerpo es diferente y la recuperación puede variar. Lo importante es ser constante en la práctica de los ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico y buscar el apoyo de profesionales de la salud especializados en esta área.

Conclusión

La «tripa postparto» puede tener un impacto significativo en el suelo pélvico de una mujer después del parto. Es importante comprender cómo estos cambios afectan la función del suelo pélvico y tomar medidas para cuidarlo y fortalecerlo.

A través de ejercicios específicos, cuidado postural y actividad física adecuada, se puede promover la recuperación y prevenir problemas a largo plazo. Recuerda que la paciencia y el tiempo son clave en este proceso de recuperación. No dudes en buscar el apoyo de profesionales de la salud especializados en suelo pélvico para obtener una guía y seguimiento adecuados.


mamá
Te puede interesar:

Mamás primerizas: Cuidado con estas recomendaciones que es mejor ignorar