Mamás que compaginan casa y trabajo

Mamás que compaginan casa y trabajo

En muchos hogares es necesario que la mamá trabaje para ayudar con el presupuesto familiar. ¿Cómo conciliar el rol de mamá con la vida laboral? Ante todo se necesita planificación y autodisciplina. Los siguientes consejos te serán útiles.

  1. Cuida a tu familia del estrés

Trabajar y ser mamá puede generarte mucha tensión. Pero si no canalizas esos sentimientos, tus hijos y tu pareja se verán afectados. Busca actividades que te relajen, para que estés en paz contigo misma y dejes fuera del hogar cualquier ansiedad o nerviosismo que carcoma las relaciones más importantes de tu vida.

  1. Deja un tiempo para ti

Sin duda buscas tiempo para tus hijos, te esfuerzas por regalonear a tu pareja, pero… ¿lo haces contigo? Es importante que apartes un tiempo especial para ti, aunque sean sólo 15 minutos diarios.

  1. A veces está bien decir NO

Cuesta, pero es muy necesario. De lo contrario, estarás llena de compromisos que no son tan relevantes y que succionarán la poca energía que te queda. La idea es fijar prioridades y no desgastarse de más.

  1. Que no te complique ser incomprendida

En especial los hijos no comprenden por qué los padres tienen que ir a trabajar y no pueden estar con ellos todo el tiempo; por otro lado, puede que a veces no agradezcan lo que haces por ellos. Pero no es para alarmarse, ya crecerán y valorarán a la gran mamá que tienen.

  1. Fija horarios y organízate

Es imprescindible planificar si quieres tener una vida ordenada y sin estrés. Crea un horario semanal para las actividades de tu familia, pero no olvides ser adaptable y no encasillarte tanto. Quieres que tu familia sea feliz y no se sientan obligados todo el tiempo.

  1. Enseña a tus hijos a ayudarte

Desde pequeños los niños pueden colaborar con las tareas domésticas, obviamente dependiendo de su edad y capacidades. Pero incluso con una ayuda mínima, verás cómo fluyen mejor las cosas. Además, les enseñarás a trabajar en equipo por el bien de todos.

Si consideras todo lo que te aconseja en este artículo y los pones en práctica, veras que las cosas mejoraran día a día y te sentirás más cómoda, recuerda que el ir trabajar no quiere decir que estas evitando tus responsabilidades como madre, por el contrario estas contribuyendo en las cosas del hogar y además sigues cumpliendo con tu rol de mamá.

Busca también el apoyo de tu pareja para que juntos encuentren soluciones adecuadas a situaciones que pueden presentarse en algún momento en casa o con los niños. Ten siempre presente que el trabajo en equipo permitirá que todo fluya mejor. Si todos colaboran en casa y entienden las necesidades de cada uno, incluyendo el que tu trabajes, todo se tornará mejor en sus  vidas y podrán disfrutar un mejor ambiente familiar.

Temas: , ,

Relacionados

Te puede interesar:

Cómo lucir delgada después del parto