Episiotomía: incisión quirúrgica que amplia la apertura vaginal

parto por cesárea

La Episiotomía es una incisión quirúrgica realizada en el área muscular ubicada entre la vagina y el ano (zona del perine) justo antes del nacimiento para hacer más amplia la apertura vaginal. Puede ser de dos tipos: la primera desde el medio de la vagina hacia abajo en dirección al ano y la segunda desde el medio de la vagina hacia un lado.

Experto: Juan Valdivia, ginecólogo de Clínica Alemana

Hace un tiempo, los obstetras la realizaban de forma rutinaria para facilitar el parto y evitar desgarros vaginales, sobre todo en el primer parto. En ese entonces, se creía que la incisión quirúrgica de una episiotomía sanaría mejor que un desgarro espontáneo.No obstante, en los últimos 20 años, se ha estudiado el tema y se ha refutado esa teoría. Es más, hoy este proceso no se lleva a cabo rutinariamente.

Lo que se ha demostrado es que las mujeres que sufren desgarros espontáneos superficiales se recuperan más rápidamente o en el mismo tiempo, pero con menos problemas. Por ejemplo, la episiotomía aumenta la pérdida de sangre en el parto, produce mas dolor y puede tomar más tiempo el reinicio las relaciones sexuales.

Por otro lado, las mujeres a las que se les practica podían tener desgarros importantes en la zona del esfínter anal o en el recto (lo que se conoce como desgarros de tercer o cuarto grado respectivamente). El dolor que esto significa perjudicaba la recuperación e, incluso, puede afectar los músculos del piso de la pelvis.

También los desgarros del esfínter anal aumentaban el riesgo de incontinencia anal, generando problemas para controlar la defecación o los gases.

Cuándo se necesita una episiotomía

Si en tu caso:

  • Los latidos del corazón del bebé muestran no tolerar bien los últimos minutos del parto y debe nacer rápidamente.
  • El bebé es muy grande y se requiere más espacio para manipularlo y ayudarlo a salir.
  • El médico necesita espacio para los fórceps que utilizará para ayudar a nacer al bebé.
  • Los tejidos sangran o parece que van a desgarrarse en varios lugares una vez que el bebé asoma la cabeza. En este caso, cortar en un solo lugar evitará desgarros múltiples. Aun así, unos pocos desgarros superficiales son preferibles a una episiotomía.

¿Cómo enfrento la posibilidad de una episiotomía antes del parto?

Habla con tu médico al respecto, consultándole en qué circunstancias realizaría una y cómo podrías evitar desgarros. Es así como la elección de un parto natural respetando los tiempos de dilatación, el no uso de anestesia peridural o muy al final ,el uso de masajes perineales y la practica de ejercicos de Kegel (de la musculatura perineal) pueden favorecer un parto sin episiotomía o con desgarros leves.

Cómo se realiza:

Primero, si estas con anestesia peridural no tendrás dolor, si no el médico te dará una inyección de anestesia local y realizará un corte pequeño en el perineo con unas tijeras quirúrgicas (en ocasiones el perineo está adormecido y afinado por la presión de la cabeza del bebé, por lo que pueden realizarla sin anestesia, llamada episiotomía por presión). Luego si es necesario te inyectará anestesia local nuevamente para asegurarse de que la zona este anestesiada, para suturar la incisión.

Recuperación

Para empezar te pondrán puntos. Como sabrás, se trata de un área muy sensible por lo que habrá molestias durante un tiempo, lo que depende de cada persona y del tamaño de la incisión. A los siete días ya está cicatrizado y el riesgo de infección es muy bajo.

Los puntos se reabsorven solos entre diez y quince días.

Para aliviar la incomodidad, aplica hielo en el área perineal inmediatamente después del nacimiento y permanentemente las siguientes 12 horas para adormecer el área y reducir la hinchazón.

El uso de analgésicos o antinflamatorios contribuyen a disminuir las molestias. Por ser una zona de roce al caminar el reposo después del nacimiento se recomienda reposo en cama mas prolongado.

Volver a tener relaciones sexuales

Deberías estar sin problemas al mes y medio luego del parto. Así que, si tienes la autorización del médico y te sientes bien, puedes retomar tu actividad sexual. Ten en cuenta que al principio puedes sentir molestias y rigidez.
La lactancia es un periodo de respuesta sexual variable de una mujer a otra. Es así como en algunas se produce una baja importante y en otras no. Debe mantenerse una buena comunicación en este sentido, pues las condiciones físicas en la mujer han cambiado y la mayoría tiene una disminución de la lubricación por la disminución de los niveles de estrógeno, por lo que es útil usar un lubricante soluble en agua todo el tiempo que creas necesario.

Temas: , ,

evitar la episiotomía
Te puede interesar:

¿Podemos evitar la episiotomía?