Problemas dentales durante el embarazo

Mujer embarazada sonriente

Estar embarazada es un estado donde la felicidad gira alrededor de la madre, pero a veces es difícil que ella se sienta a gusto con su sonrisa. Los constantes problemas dentales que se dan durante este período, le causan molestia y dolor, lo importante es acudir al dentista.

En entrevista realizada a René Chacón, odontólogo y especialista en Rehabilitación Oral, explicó que el embarazo puede provocar gran cantidad de cambios en la mujer, físicos y psicológicos; donde las futuras madres se encuentran más vulnerables frente a enfermedades dentales. Es por esto, que durante esos nueve meses, es valioso preocuparse de la higiene bucal y de los problemas que pueden ocurrir como consecuencia del descuido en los dientes.

“Sin duda que la sonrisa es muy importante, porque no estar cómodo con ella puede traer no solo problemas en la estética sino también de autoestima”, mencionó el odontólogo René Chacón.

Principales complicaciones dentales durante el embarazo:

Caries: Se producen principalmente por el cambio que hace la madre en su dieta, al consumir mayor cantidad de dulces y golosinas, producto de los “antojos” y para prevenir las nauseas propias del primer trimestre; lo que aumenta la placa bacteriana y aparecen nuevas caries. Se puede disminuir, teniendo una correcta limpieza bucal.

Lo importante es tener constantes revisiones con un dentista y no dejar esta práctica por el hecho de estar embarazada.

Gingivitis: Algo común durante este período es la inflamación de las encías o gingivitis. Es probable que se infecten y que se sienta molestia, especialmente al momento de cepillar los dientes o pasar hilo dental, además, puede que las encías sangren ocasionalmente.

Esta situación se debe a los cambios hormonales que ocurren en el embarazo; al tener un mayor flujo de sangre por el cuerpo las encías se inflaman y provocan el malestar.

Es primordial tener controles con el dentista para que de esta forma se eviten posibles infecciones que afecten al bebé; por lo tanto, al reunirse con el odontólogo se debe recordar el período de embarazo en que se encuentra.

Erosiones en el esmalte dentario: Se presentan desgaste en las piezas dentales, que se dan principalmente por las náuseas y vómitos. Esto crea dientes sensibles al frío y a las comidas ácidas. Para apaciguar un poco este problema, se pueden usar enjuagues a base de flúor neutro o sin alcohol, siempre recomendados por el dentista; no obstante, la mayoría de las mujeres no tiene mucha tolerancia a este producto debido a las náuseas que provoca.

Salivación: También llamada sialorrea, se da en el primer trimestre y se origina por los constantes cambios y el exceso de hormonas. Se puede disminuir con el cepillado de los dientes con pasta mentolada, enjuagues bucales, o masticando un chicle de menta. Es común que este síntoma desaparezca luego de los primeros tres meses.

¿Qué hacer para mantener una dentadura sana durante el embarazo?

  • Cepíllate por lo menos dos veces por día, idealmente después de cada comida.
  • Cepíllate con suavidad con un cepillo suave, y si tienes mucha sensibilidad trata de usar pasta dental para encías sensibles. Si te duelen las encías después de cepillarte, aplícate hielo para aliviar el dolor.
  • Usa el hilo dental diariamente después de cada comida.
  • No comas demasiados dulces, contribuyen a enfermedades en las encías y a las caries.
  • Visita al dentista regularmente. Asegúrate de hacerte un examen dental al principio del embarazo.
Temas: ,

primera cita con el dentista
Te puede interesar:

Cómo preparar a tu hijo para la primera cita con el dentista