Tips para tener en cuenta al momento de darle helados a nuestros hijos

Helados

 

En la actualidad muchos padres están preocupados por la salud y el bienestar de sus niños, ya que pueden adquirir con mucha facilidad cualquier tipo de golosina que comiéndola con frecuencia los puede llevar a tener problemas de salud como el sobrepeso. Por eso hoy te contaremos algunos tips para tener en cuenta al momento de darle helado a tus hijos:

 

  • Su composición: en el mercado actual hay muchos tipos de helado bien sea de crema o de leche. Los de crema están compuestos por un 8% mínimo de grasa de origen lácteo y lo de leche de un 2,5%, es por eso que te recomendamos siempre elegir uno a base de leche, que los puedes encontrar en diferentes presentaciones.
  • Calorías: La composición principal de las paletas son colorantes, azúcares y agua, mientras que los cremosos se componen de leche, agua y otros derivados, además del grasa y azúcar. A estos también se le pueden añadir frutos secos, huevos, chocolate y millones de aditivos más que terminan aportan hasta más de 300 calorías, que se viene transformando en el 20% de lo que un niño necesita durante todo un día.
  • ¿Cuándo consumirlos?: No podemos negar que los helados son ricos de sabor, pero al mismo tiempo también lo son en calorías, es por ello que estos podrán convertirse en parte de una de las comidas del día, como el almuerzo o la cena, en vez de ser un snack de media tarde, aunque no es recomendable que un menor con sobrepeso los coma muy seguido.
  • Cantidad de helados a la semana: No es aconsejable comerlos todos los días, estos podrían ser reemplazados por frutas o yogures, creemos que con 2 o 3 a la semana es suficiente, teniendo en cuenta el tipo de comida que se consumió.
  • ¿Artesanales o industriales?: Siempre es bueno consumir helados artesanales, ya que son más sanos que los industriales, ya que tienen menos grasas y aditivos artificiales.
  • Beneficios: Aunque los helados son considerados una golosina, muy poca gente sabe que son una gran fuente de calcio, que se puede comparar con un vaso de leche, porque cuenta con proteínas de calidad, vitamina B12 y fósforo.
  • Helados de yogurt: Este tipo de helados cuenta con microorganismos beneficiosos que los termina convirtiendo en un alimento muy nutritivo, además su sabor es único y es muy fácil distinguirlo de un helado tradicional.
  • ¿Cómo comerlo?: por más tonto que suene, se aconseja no comer el helado a mordiscos, ya que así nuestros niños no corren el riesgo de irritar sus gargantas.
  • Alergias: Antes de comprar cualquier producto lee la información en el reverso de la caja, aunque en la actualidad existen muchos tipos de helados para personas con alergia, diabéticos o celiacos.

 

 

 

 


niño triste
Te puede interesar:

Cómo pueden los padres identificar el acoso escolar