Conoce los errores comunes en la alimentación de los niños

errores comunes en la alimentación de los niños

Ser permisivos con nuestros hijos nos hace caer en los errores comunes en la alimentación de los niños y es algo que debemos evitar. 

El sobrepeso del niño, será responsabilidad del los papás; los que a veces permiten que el pequeño coma más de lo que efectivamente necesita. Si los papás desean que su hijo tenga una salud óptima, entonces, lo deben alimentar en forma variada y también, con equilibrio. Es por esta razón que resulta necesario el consumo de los hidratos de carbono; la alimentación también, debe tener sólo un tercio de grasas y lo demás, por proteínas. La alimentación, es como hacer deporte y normalmente sin fijarnos caemos en los ser permisivos con nuestros hijos nos hace caer en los errores comunes en la alimentación de los niños y es algo que debemos evitar por su bienestar.

La importancia del desayuno en la alimentación infantil

La comida debe darse en un lugar y a una hora determinada. En ningún caso, puede tomarse como un castigo o un premio. El sobrepeso del niño, será responsabilidad del los papás; los que a veces permiten que el pequeño coma más de lo que efectivamente necesita.

Es más, es alimentado de mala forma, a través de una dieta basada en exceso de grasa, azúcar, carne, dulces, en fin. Se suma a que el pequeño no se alimenta con verduras, frutas, legumbres, y tampoco, pescado. Además, puede ser que el niño ni siquiera desayune, una vez que sale en la mañana. No desayunar es uno de los errores comunes en la alimentación de los niños, puesto que representa la comida más importante del día y se relaciona con el control del peso.

La buena alimentación para el niño

Si los papás están atentos a la alimentación de su hijo, entonces, es poco probable que llegue a sufrir de sobrepeso. Esto logra obtenerse también, si es que los papás siguen determinadas pautas alimenticias. Sobre todo, durante los primeros años de vida del niño. Así, desde el comienzo, es decir pasado los 6 meses, la mamá no le debe proporcionar todo el pecho a su hijo, sino que debe brindárselo en el momento indicado y la cantidad adecuada.

Entonces, si el niño llora, la mamá no deberá darle su pecho en forma inmediata, puesto que antes debe distinguir la razón de su llanto.

Si la mamá le da en seguida el pecho, puede provocar que cuando el pequeño sea más grande, necesite comer como forma de aliviar un determinado malestar.

Es aconsejable que los papás lleven a su hijo al pediatra, en forma regular, para que de este modo, el profesional detecte alguna irregularidad en el pequeño. Los especialistas indican que el control médico del niño, disminuirá considerablemente, que sufra de obesidad o de alguna otra enfermedad.

En este punto, es muy beneficioso que los papás sigan las pautas alimenticias, brindadas por el pediatra, como método de prevención. Los papás han de permitirle a su hijo de ya unos dos años, probar de todos los alimentos, un poquito. Han de evitar que el niño pueda saltarse determinada comida, pues todas son importantes.

Por lo demás, el seguir una rutina determinada, es parte del hábito que permitirá una mejor nutrición para el pequeño.

Es bueno que las comidas tengan ingredientes naturales y frescos, siempre que así se pueda.

Los papás tienen que preocuparse de ofrecerle al niño, una amplia variedad en carnes, harina, frutas, verduras, en fin.

Además, es muy bueno para su salud, la ingesta de líquidos, sobre todo en aquellos momentos de harto calor. Lo anterior, resulta aún más beneficioso, si se produce luego que el niño ha realizado ejercicios.

Los papás han de recordar que el agua no tiene calorías.

Los papás y los errores comunes en la alimentación de los niños

En ocasiones, los papás, nos equivocamos a la hora de darle de comer a nuestros hijos. Entre los errores comunes en la alimentación de los niños podemos mencionar:

  • Cuando obligan al niño a comer más de lo que éste puede hacerlo.
  • A veces, presentan la comida como un premio basado en dulces y un montón de otros alimentos repletos en calorías.
  • En el otro extremo, a veces castigan al pequeño sin alimentarlo, debido a algún comportamiento inadecuado.
  • Puede que la felicidad nuble a los progenitores y celebren cualquier situación importante para el niño, con comida.
  • Permitir que su hijo consuma diariamente, dulces, bebidas, azúcares, etc.
  • Darle al pequeño frecuentemente, comida pre-cocinada, debido a la falta de tiempo.
Temas: , ,

picnic con los niños
Te puede interesar:

Recetas para un día de picnic con los niños