Violencia vicaria y su impacto psicológico en los niños

Violencia vicaria y su impacto psicológico en los niños

La violencia vicaria es un tipo de violencia infantil que afecta indirectamente a los niños y niñas, y que puede tener graves consecuencias psicológicas a largo plazo.

A diferencia de otros tipos de violencia infantil, la violencia vicaria se produce cuando los niños son testigos de la violencia que una persona ejerce sobre otra, como sus padres o familiares cercanos.

¿Qué es la violencia vicaria?

Qué es la violencia vicaria

La violencia vicaria es un término que se utiliza para describir la violencia que afecta a los niños de manera indirecta, debido a que son testigos de la violencia que una persona ejerce sobre otra.

Por lo general, se produce en la familia, cuando un miembro de la familia (generalmente el padre o la madre) ejerce violencia física, verbal o psicológica sobre otro miembro de la familia (generalmente el otro padre).

¿Cómo afecta psicológicamente a los niños?

Cómo afecta psicológicamente a los niños

Los niños que son testigos de la violencia vicaria pueden experimentar una amplia gama de emociones y sentimientos negativos, como el miedo, la ansiedad, la culpa, la vergüenza, la tristeza y la ira.

La violencia vicaria es un fenómeno que puede afectar de manera significativa la salud mental y emocional de los niños. A continuación, exploraremos más detalles sobre cómo la violencia vicaria puede afectar psicológicamente a los niños:

  • Trastornos de ansiedad

La violencia vicaria puede provocar trastornos de ansiedad en los niños, como el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de estrés postraumático y el trastorno obsesivo-compulsivo. Los niños pueden sentirse ansiosos ante la idea de que la violencia vuelva a ocurrir en su hogar.

  • Depresión

La violencia vicaria también puede provocar depresión en los niños. Los niños que son testigos de la violencia pueden sentirse tristes, desesperados y sin esperanza.

  • Problemas de conducta

La exposición a la violencia vicaria también puede llevar a problemas de conducta en los niños. Estos problemas pueden manifestarse como agresividad, delincuencia juvenil, consumo de drogas y alcohol, y el absentismo escolar.

  • Trastornos del sueño

La violencia vicaria puede causar trastornos del sueño en los niños, como el insomnio y las pesadillas. Los niños pueden tener miedo de irse a dormir porque temen que la violencia se repita durante la noche.

  • Bajo rendimiento académico

Los niños que son testigos de la violencia vicaria pueden tener dificultades para concentrarse en la escuela y obtener un buen rendimiento académico. El estrés y la ansiedad relacionados con la violencia pueden afectar su capacidad para concentrarse y aprender.

  • Problemas sociales

La exposición a la violencia vicaria puede provocar problemas sociales en los niños. Pueden sentirse aislados de sus compañeros y tener dificultades para establecer relaciones saludables debido al miedo de hablar sobre la violencia en su hogar.

¿Cómo es penalizada este tipo de violencia en Latinoamérica?

Cómo es penada la violencia vicaria en Latinoamérica

La penalización de la violencia vicaria en Latinoamérica puede variar según el país. En algunos países de la región, como México, la violencia vicaria ha sido reconocida en sus leyes y se contemplan sanciones para quienes la perpetran.

México, por ejemplo, se considera un tipo de violencia de género y se han establecido penas específicas para este delito.

En Jalisco, México, el delito de este tipo de violencia puede ser sancionado con penas de dos a diez años de prisión, además de implicar la pérdida de derechos respecto a las víctimas.

Sin embargo, es importante señalar que la tipificación y penalización de la violencia vicaria puede variar entre los países latinoamericanos.

Sanciones por violencia vicaria en Chile

En Chile, por ejemplo,  la violencia vicaria no es un delito específico tipificado en el Código Penal.

Sin embargo, existen diferentes leyes y normativas que abordan la violencia intrafamiliar y la protección de los derechos de los niños, los cuales pueden ser aplicados en casos de violencia vicaria.

La Ley de Violencia Intrafamiliar (Ley N° 20.066) en Chile establece medidas de protección y sanciones para casos de violencia dentro del ámbito familiar.

Esta ley reconoce la violencia física, psicológica, sexual y económica, entre otras formas de violencia, como delitos y establece penas y medidas de protección para las víctimas.

Además, la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente (Ley N° 20.084) establece la protección integral de los derechos de los niños y adolescentes en conflictos con la ley penal.

Esta ley busca garantizar el respeto de sus derechos y fomentar su rehabilitación, tratando de minimizar la exposición a cualquier tipo de violencia, incluida la vicaria.

¿Cómo prevenir este tipo de violencia infantil?

Cómo prevenir la violencia vicaria

La prevención de este tipo de violencia implica varias estrategias. A continuación, exploraremos algunas de las estrategias más útiles para prevenirla:

  • Intervenir temprano: Los profesionales como los psicólogos pueden ayudar a las familias a comprender mejor los factores que predisponen a la violencia y a implementar estrategias efectivas para solucionar los conflictos.
  • Promover la comunicación: El diálogo es fundamental para prevenir la violencia vicaria. Promover la comunicación efectiva entre los miembros de la familia puede ayudar a reducir el riesgo de violencia y a mejorar la calidad de vida de todos los miembros.
  • Fomentar el respeto: El respeto mutuo es esencial para prevenir la violencia vicaria. Los padres y cuidadores deben modelar comportamientos y actitudes respetuosas para que los niños aprendan a respetar a los demás y a mantener relaciones saludables.
  • Fortalecer la autoestima de los niños: La autoestima es fundamental para enfrentar y superar situaciones difíciles como la violencia vicaria. Los padres y cuidadores pueden ayudar a fortalecer la autoestima de los niños para que sean más resilientes frente a los desafíos.

La violencia vicaria puede tener graves consecuencias psicológicas en los niños, por lo que actuar de manera temprana para prevenirla es fundamental.

A través de la promoción de la comunicación efectiva, el respeto mutuo, la construcción de la autoestima y el apoyo de profesionales capacitados, es posible prevenir este tipo de violencia y ayudar a los niños y niñas a alcanzar una vida saludable y plena.


5 consejos para que a tu hijo le resulte más fácil empezar el colegio
Te puede interesar:

5 consejos para que a tu hijo le resulte más fácil empezar el colegio