Tips para enseñar al niño a manejar bicicleta

Tips para enseñar al niño a manejar bicicleta

Que el niño aprenda a manejar bicicleta por sí mismo es más bien la excepción. Ahora explicaremos cómo puedes apoyar a tu hijo en esto. Entonces también comprenderá por qué algunos niños pueden hacerlo de manera independiente.

1. El momento adecuado

Creemos que lo más importante es la edad adecuada. Porque si tu hijo no está listo para aprender a manejar bicicleta, significará mucha frustración para ambos. Así que tu hijo tiene que:

  • Estar suficientemente desarrollado cognitiva y motrizmente
  • Reunir su propia motivación para andar en bicicleta
  • Tener la oportunidad de aprenderlo

Si falta alguno de estos componentes, el proyecto de ciclismo ciertamente tomará mucho tiempo y es posible que no sea un éxito. Si lo intentas demasiado pronto o en contra de la voluntad de tu hijo, podría llegar incluso a generar un verdadero rechazo o miedo a andar en bicicleta.

La mayoría de los niños obtienen su primera bicicleta infantil a la edad de 3 o 4 años y muchos padres piensan que los niños deberían montar una en edad preescolar como muy tarde.

Me liberaría por completo de tales límites de edad. Cada niño se desarrolla a su propio ritmo. Este desarrollo no puede ser acelerado positivamente por la presión y las altas expectativas. Es bien sabido que la hierba no crece más rápido si la tiras. Es lo mismo con los niños.

2. Entrena habilidades individuales de antemano

Manejar bicicleta implica mucho rendimiento cognitivo y motor. Tu hijo debe ir:

  • Al paso
  • Para mantener el equilibrio
  • Para dirigir
  • Percibir el entorno y mantenerse enfocado
  • Freno

Todas estas son habilidades que puedes practicar de antemano independientemente de la bicicleta.

¿Cómo consigues que el niño patee?

También puedes pedalear, por ejemplo, con un triciclo o un tractor de pedales. Tenemos un llamado seguimiento. Se trata de un tipo de bicicleta infantil sin rueda delantera, que se sujeta a la bicicleta de los padres con una barra y sigue, de ahí el nombre.

Los niños pueden pedalear, entrenar su sentido del equilibrio hasta cierto punto y también experimentar en vivo cómo comportarse correctamente en el tráfico.

  • Entrena tu sentido del equilibrio. También tienes que mantener el equilibrio con un scooter o una bicicleta sin pedales. Los niños pequeños pueden practicar el manejo desde muy temprano con los autos de empuje o los autos de cuerda.
  • Practicar la conducción. También puedes practicar la percepción de la dirección de viaje y los posibles obstáculos con todos estos vehículos. Idealmente, una bicicleta para niños no debería ser el primer vehículo con el que tu hijo pueda practicar.
  • El frenado no es una cuestión de rutina. De hecho, muchos padres olvidan eso al principio. Mi hermano pequeño, por ejemplo, lleva mucho tiempo paseando en bici con nosotros hasta que un día nos dimos cuenta de forma muy peligrosa que no podía frenar. Es importante enseñar al niño a usar los frenos.

3. Ruedas de carrera en lugar de ruedas de entrenamiento

¿Deben los niños andar en ruedas de entrenamiento? Después de todo, así es como la mayoría de mi generación aprendió a andar en bicicleta: primero andas con ruedas de entrenamiento por un tiempo, luego, en algún momento, se doblan aún más y finalmente se pierden por completo. Hoy, los expertos coinciden en que esto no es una buena idea.

Los niños deben quedarse con su patinete o bicicleta de equilibrio un poco más y solo andar en bicicleta cuando puedan mantener el equilibrio incluso sin ruedines.

4. Presiona y practica

Ahora es el momento de ponerse manos a la obra: Tu niño pequeño quiere manejar bicicleta para niños de verdad por primera vez. Para protegerlo de las caídas, a los padres nos gustaría caminar al lado y empujar a nuestros hijos.

Esa no es una buena idea. Al igual que con las ruedas de entrenamiento, los más pequeños confían en esta ayuda en lugar de mantener el equilibrio desde el principio.

5. No distraigas

También debe ser económico al gritar y correr detrás de ellos. Porque eso distrae a tu hijo de los hechos reales. La mirada debe ir hacia adelante y ver hacia dónde va el viaje, no hacia atrás.

Si es importante para ti o tu hijo que él/ella conduzca hacia alguien y así reciba aliento, entonces es mejor practicar en grupos de tres. Por lo tanto, el pequeño conductor novato siempre puede pasar de un padre a otro y obtener un empujador para comenzar cada vez.

6. Practica solo voluntariamente

Ahora ya sabes lo que puedes hacer para ayudar a tu hijo a aprender a andar en bicicleta. En realidad no tanto. Si no funciona o tu hijo no quiere, déjalo en paz. Tarde o temprano saldrá bien.

Si te esfuerzas o tienes expectativas poco razonables, corres el riesgo de convertirte más tarde en muy tarde. Porque la presión a menudo crea renuencia o miedo en los niños.

7. Dejar caer

Esto puede sonar extraño al principio, pero es importante que tu hijo aprenda lo que se siente al caerse de la bicicleta desde el principio. Por un lado, se toma todo el asunto en serio y se esforzará más por prevenirlo y mantenerlo equilibrado.

Por otro lado, los ciclistas también necesitan saber cómo sujetarse adecuadamente en caso de caída, o incluso evitarla en el último momento. En la infancia, la altura de la caída todavía es bastante baja y muy rara vez sucede algo. Si practica inicialmente en un camino que no está pavimentado, el peligro es realmente bajo.

Si todavía está preocupado, hay muy buenas rodilleras y coderas disponibles en la actualidad que apenas restringen su libertad de movimiento. En el lado seguro: también debe considerar esto si quiere enseñarle a tu hijo a andar en bicicleta


Por qué los niños tienen amigos imaginarios
Te puede interesar:

¿Por qué los niños tienen amigos imaginarios?