¿Cómo le explico a mi hijo pequeño qué es la cirugía?

Cómo le explico a mi hijo pequeño qué es la cirugía

Los niños aprenden muy rápido todo lo que se les enseña. Su forma de entender las cosas no es la misma que la de un adulto. Aprenden en su inocencia y por lo tanto creen cada palabra que se les dice. ¿Cómo le explico a mi hijo pequeño qué es la cirugía?

Si le dices a un niño que la noche de Navidad vendrá un hombre vestido de rojo y pondrá un regalo debajo del árbol, lo creerá y lo mismo pasará con todo lo demás.

La forma en que describas los hechos, las verdades que afirmes y, lo más importante, los sentimientos que muestres cuando le cuentes las cosas tendrá un significado inimaginable para tu hijo a la hora de afrontar el trato con lo que le dice un adulto.

Si le dices con cara de susto que las agujas no duelen para nada, créeme que no eres muy confiable para tu hijo, o si le dices que la medicina es deliciosa con el ceño fruncido, seguro que no lo crees.

¿Cómo le explico a mi hijo pequeño que van a operarlo?

  • Di siempre la verdad sin exagerar

La gente aprecia la honestidad y estamos seguros que a tu hijo le encantará saber que estás diciendo la verdad. Especialmente cuando se trata de problemas reales a los que se enfrentará en algún momento.

Hay formas en las que puedes transmitir la verdad y los valores sin ser tan dramático y que pueden sacar más valor al plantear diversos temas. Si es así, te ofrecemos sugerencias sobre cómo explicarles a tus hijos de qué se tratan las cirugías.

  • Todo encaja, nada sobra

Es posible que ya tengas una idea de lo que es la cirugía por la televisión, Internet o experiencias familiares, pero cuando se trata de una cirugía para tu hijo o un familiar muy cercano, es importante explicar la situación adecuadamente.

Nuestras sugerencias sobre: cómo le explico a mi hijo pequeño qué es la cirugía son:

  • Tómate el tiempo para explicar con calma: Con los niños no hay prisa, por lo general las cirugías son planificadas, lo que nos da un tiempo razonable para explicarles a nuestros pequeños qué son las cirugías, qué tan importantes son y los beneficios que traen.
  • Usa algunas herramientas para ayudarlo: El niño entenderá mejor, por ejemplo, si le cuentas una historia sobre alguien que necesita una operación, también puedes presentarle juguetes y contarles una historia partiendo de allí, el juego es importante porque le enseña algo serio de una manera divertida.
  • No rechaces los miedos y el dolor: En una cita médica con diagnóstico quirúrgico, es posible que el niño tenga miedo a lo desconocido. Nunca le digas que no tenga miedo, pero ayúdalo a identificar sus sentimientos y validarlos con comprensión.
  • No utilices al médico, las inyecciones o la medicación como una amenaza: Frases como «Si no te portas, te pongo una inyección» o «Si no comes, te enfermarás y te recibir medicación». Este tipo de frases no ayudan en nada, estos temas deben ser naturales, usados ​​en las ocasiones requeridas, para no asustar.

Nuestros pequeños son tan valientes como nos gustaría que fueran, no fomentemos sus miedos o conceptos erróneos sobre temas cotidianos como la cirugía, además nunca se sabe si tienes al próximo mejor cirujano en casa.


Trastornos alimenticios en los niños y adolescentes
Te puede interesar:

¿Puede sufrir el niño un trastorno alimenticio?