Por qué las madres confunden los nombres de sus hijos

Por qué las madres confunden los nombres de sus hijos

Ha pasado y es posible que alguna vez cuando intentamos llamar a uno de nuestros hijos, mencionamos el nombre del otro, pero por qué pasa esto, este dilema ha sido parte de estudios sobre las razones por las que algunas madres confunden los nombres de sus hijos y Facemamá te las cuenta.

Psicólogos y neurocientíficos de la Universidad Norteamericana Duke University se han enfocado en analizar y dar respuestas al por qué cuando queremos llamar a Sebastián terminamos nombrando a su hermano Santiago, y lo primero que han descartado los especialistas es que este problema tenga que ver con la edad, nacionalidad o etnia; tampoco tiene  que ver con el parecido físico entre los hijos, entonces qué.

Resultado de imagen para por qué confundimos los nombres de nuestros hijos

Por qué las madres confunden los nombres de sus hijos

La razón proviene de un error cognitivo que se refleja generalmente cuando los nombres son similares, desde el punto de vista fonético los nombres que llevan letras similares o comienzan con la misma inicial dan paso a la confusión (Martín – Marcos, María – Martha, Jorge – Sergio, Sara – Sandra) y no solo eso, el estudio también arrojó que mamá o papá confundimos el nombre de nuestros hijos con el de nuestras mascotas.

A esto debemos sumarle que no siempre tiene que ser similitud fonética, sino que por cansancio, estrés, rapidez o por la rutina del día a día el cerebro nos hace una mala jugada confundiendo el nombre de la niña con el niño, sí, también ocurre.

En conclusión, el cerebro relaciona a las personas cercanas a nosotros por grupos entre hijos, familia, amigos, compañeros de trabajo para ahorrar espacios, por lo que cuando estamos acelerados el cerebro se confunde por la rapidez de nuestros pensamientos aunque solemos reaccionar de inmediato ante el error.

Si alguna vez confundiste a Juan con José, a Tomas con Marco o a María con Miriam; no te preocupes, el cerebro es el culpable de todo, él y su manía de organizar la información a veces nos juega malas pasadas.

Temas: , , , ,

Relacionados

desayuno ideal
Te puede interesar:

Las bebidas isotónicas no son buenas para los niños