Paciencia: clave para una buena relación entre padres e hijos

Confianza-Padres e hijos

La paciencia es un elemento utilizado por los filósofos para lograr un estado de paz que les permite inspirarse para crear obras geniales del pensamiento. Esa cualidad también es vital para que un padre pueda ganarse la confianza de sus hijos.

De acuerdo con especialistas en psicología, la relación familiar se consolida gracias al nivel de confianza y cuando eso ocurre, los individuos tienden a ser poco expresivos.

Berta Ponce de Marín, periodista e investigadora de El Confidencial, explica la importancia de esa interacción entre progenitores y descendientes.

“Los padres pueden ayudar a sus hijos a manifestar sus emociones de manera sana, será algo que el niño aprenderá poco a poco por lo que necesitará mucha práctica. Es importante que los padres sean pacientes y sepan dar el espacio y tiempo necesario sus hijos”, señaló Ponce de Marín.

Empatía, una herramienta que une papás y niños

Para poder entablar una interacción armoniosa entre padres e hijos, y hacer respetar las reglas necesarias para garantizar un correcto comportamiento, los antecesores deben colocarse en el lugar de sus descendientes.

Hay que entender que los problemas que se atraviesan a ciertas edades, pueden parecer insignificantes para adultos, pero ellos podrían determinar las acciones que tomarán al ser más grandes. Hacer uso de la paciencia para entender a los «chipilines» es vital para poder comprender lo que atraviesan en un momento determinado.

“Si el niño no puede expresar ni obtiene ayuda para entender qué le pasa, tendrá ansiedad. Por esa razón, será bueno que los padres se pregunten cómo se sienten ellos ante la expresión de las emociones de sus hijos, ya que muchas veces tenderán a reprimirlas cuando éstas les generen malestar. Si esto ocurre, los niños no serán muy comunicativos”, indicó la especialista en comunicación social que se dedica al análisis de los comportamientos individuales.

¿Por qué es importante expresar emociones?

Para pediatras suramericanos, cuando un individuo está abierto a reír, llorar o temer tiende a desarrollar mejor su personalidad. Esto último permite que un papá pueda conocer mejor sus actitudes.

Todo esto favorece a crear ciudadanos psicológicamente estables. Por ese motivo, no hay que reprimir los momentos en los que un chico quiera sollozar, sino tenerle mucha paciencia con él porque al obligarlo a permanecer sereno, puede confiar menos en sus representantes.

“Las emociones son necesarias para exteriorizar cómo nos sentimos en determinadas ocasiones, conocerlas e identificarlas permite que nos adaptemos al medio y podamos relacionarnos de mejor manera con los demás”, dijo la psicóloga clínica Alejandra Altán al sitio web Prensa Libre.

Tips para lograr la empatía

Omar Morales, médico cubano que considera a la paciencia como una virtud humana, dio a conocer las claves para fortalecer las relaciones entre las personas, en especial, la de padres con sus “retoños”.

Para lograr la empatía con los menores, es necesario hacer lo siguiente:

  • Comunicación. Hablar sobre las experiencias de cada uno es una manera de conseguir que los chicos abran sus corazones. Esto fortalece el vínculo entre ambos.
  • Escuchar activamente. Mirar y oír a los pequeños al momento de que habla sobre sus acciones cotidianas, es la mejor manera de ganarse su confianza, además de conocer sus formas de pensar con respecto a diferentes situaciones. Eso ayuda a que ambos resuelvan los problemas que se presenten.
  • Respetar. Todos los adultos fueron niños alguna vez y si desean elevar el nivel de empatía, deben mostrar respeto por las opiniones de los chicos, sin llegar a cuestionarlos. Hablar y dar a entender los puntos de vista de cada uno sobre un tema, es clave para fortalecer su relación.
  • Evitar esteriotipos. Nunca debe compararse a un muchacho con otro ni creer que dichos populares como “los hombres no lloran” porque forman parte de tradiciones machistes que generan comportamientos cerrados.
  • Sea un ejemplo a seguir. Los “reyes de la casa” tienden a imitar a los adultos y si un papá o una mamá son cerrados o extremadamente groseros, acabarán por generar comportamientos similares en los seres que críen. Hay que mantener la educación en todo momento para que un hogar se mantenga consolidado, porque el respeto es fundamental para conservar la tranquilidad del hogar.

Si los padres siguen estos tips, que también son aprobados por los psiquiatras y psicológos egresados de la Universidad de Los Andes (ULA), es altamente probable que puedan entablar una mejor relación con sus niños a lo largo del tiempo.

Temas: , ,

Las convulsiones en los niños
Te puede interesar:

Oxiuriasis ¿Cómo saber si un niño tiene parásitos intestinales?