Principios educativos del método Montessori

método Montessori

Este método es una propuesta educativa desarrollada por la pedagoga María Montessori a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX y ha venido tomando auge en los últimos años. El objetivo principal del método Montessori hace énfasis en las actividades y estrategias dirigidas al niño, donde la simplicidad hable por sí sola y le permita al pequeño desarrollar sus sentidos a través de la exploración y la imaginación.

Actualmente muchas mamás han adoptado el método Montessori no solo como parte de la educación infantil, sino además como decoración y estímulo. Este procedimiento se generó con la finalidad de conseguir el desarrollo integral del niño, sus capacidades: físicas, espirituales y físicas.

También en el método Montessori se hace hincapié en la relación niño-familia-escuela, implementándose estrategias para impartir e intercambiar conocimientos a los chicos, a través del trabajo libre, utilizando para su ejecución material didáctico y ecológico.

¿Cuáles son las características del método Montessori?

  1. Una mente que absorbe

Ya sabemos que nuestros hijos son como esponjas y absorben absolutamente todo, la capacidad que tiene la mente de un niño es extraordinaria porque logran captar todo lo que contemplan a su alrededor. Y es acá donde el rol de los padres juega un papel importante, está de parte de nosotros estimular sus habilidades innatas; es decir, moverse, gatear, caminar, hablar, mirar, por eso es necesario que el ambiente donde crezca el niño sea sereno y simple.

  1. Los beneficios de una habitación Zen

Los padres debemos considerar la habitación de nuestros hijos como su templo, es su entorno más próximo e íntimo, donde seguramente pasará gran parte de su infancia, en el método Montessori la simplicidad es esencial, así que si este es tu tema para la decoración del niño no te aproximes a amueblarla demasiado. Esto obstruye el espacio que necesita el niño para desenvolverse y explorar sus habilidades y destrezas. Una foto o cuadro en la pared, una caja o cesta con juguetes, la cama y el armario son suficientes para la habitación del niño.

  1. Aprender a través del juego

A los niños les encanta jugar y que mejor estrategia que aprender a través del juego, esta es una de las estrategias del método Montessori, para nuestro hijo todo consiste en jugar, y podemos aprovechar esta táctica para estimular al niño a explorar el mundo que lo rodea.

Temas: , ,

Relacionados

Te puede interesar:

Cómo convertir tu hogar en un parque de diversiones para tus hijos