Los riesgos de sobreproteger a los hijos

Niños

Los riesgos de sobreproteger a los hijos. Los primeros años son fundamentales para su desarrollo cognitivo y emocional.


Sin lugar a dudas, nuestra principal misión en la vida es proteger a nuestros hijos, entregarles una vida segura y feliz, pero sobreprotegerlos, a la larga, terminará afectando negativamente el cómo se desenvuelven en el mundo. Es muy importante tener claro los límites y saber que la educación no se delega, es responsabilidad de ambos padres.

Nuestro deber es ser guías de nuestros hijos, hay que supervisarlos, pero sin caer en los extremos de protegerlos demasiado ni de dejarlos desamparados. Es difícil, pero es importante permitir que se equivoquen y se responsabilicen de sus errores.

Al sobreprotegerlos, se corre el riesgo de limitar su desarrollo físico, cognitivo y de personalidad. Para no ponerles barreras, hay que dejar que desarrollen sus capacidades motoras, cognitivas y físicas. Por ejemplo, dejar que a los 3 ó 4 años aprendan a vestirse solos en vez de escogerles la ropa y ponérselas.

Los niños protegidos en exceso desarrollan menos competencias emocionales, como la tolerancia; son más inseguros, tienen menos habilidades y, a la larga, son más infelices. Por lo tanto, con esta conducta se les protege de frustraciones en el presente, pero se les deja desprotegidos para enfrentar el futuro.

Además “se les transmite un mensaje de inseguridad y poca confianza en sí mismos, les transmitimos que deben depender de nosotros para ejecutar algo. Los niños necesitan protección y guía de los padres, pero no en extremo”, destaca Rosa Ana Verdi, psicóloga infantil de Clínica INDISA.

La especialista entrega algunas recomendaciones para que puedas buscar tu propio equilibrio en la educación de tus hijos:

  • No hacer las cosas por ellos ni interpretarles.
  • Fomentar que experimenten y aprendan por sí solos, y que se equivoquen.
  • Propiciar mayor contacto con sus pares, que jueguen y disfruten con otros, donde el rol del adulto sea sólo de supervisión.
  • Fomentar la autonomía y responsabilidad.
  • Reforzar su capacidad de autonomía.
  • Promover que realicen deportes o actividades que impliquen esfuerzo, constancia y rutina.

 

 

 


visitas para padres separados
Te puede interesar:

Padres separados: ¿Cuándo se harán las visitas al niño?