Los bolígrafos son tóxicos para los niños

Los bolígrafos son tóxicos para los niños

Mamá acaba de admirar la obra de arte del hijo de Picasso cuando se da la vuelta: La boca del niño ya está manchada de pintura. Las pinturas de dedos, los bolígrafos los crayones o los rotuladores no siempre terminan en el papel: Los niños pequeños a veces se los llevan a la boca.

Bolígrafos y niños ¿Es esto peligroso?

Sin embargo, hay excepciones. Por ejemplo, un borrador con forma de animal se considera un juguete, al igual que los rotuladores en una caja y las paletas de colores diseñadas para niños.

Por otro lado, un borrador de oficina normal, un resaltador o un rotulador en finas gradaciones de color destinados a artistas no lo son. El término tóxico no es apropiado en el contexto de las pinturas para niños. Porque por envenenamiento se entiende un efecto puntual sobre la salud que puede, por ejemplo, provocar directamente vómitos o daños en órganos.

Nuevos hallazgos: los valores límite pueden cambiar

  • Sustancia. Esto tiene en cuenta que los humanos también pueden absorber la sustancia de otras fuentes, como los alimentos o el agua potable. Tan pronto como hay nuevos conocimientos sobre las sustancias, se ajustan los valores límite.
  • Consejo para los padres: Usa la nariz al comprar. Un olor desagradable puede ser una señal de que la calidad no es tan buena. Además, siempre se deben observar las instrucciones de seguridad dadas en los productos.

Bolígrafos y lápices de colores

Los lápices y crayones. Los lápices ya no contienen plomo Incluso la capa de laca de estos bolígrafos suele ser inofensiva si los niños la chupan. Si quieres estar seguro, compra  lápices de colores sin pintar con forro de madera.

En ambos casos, los niños no deben mordisquearlo si es posible: Existe riesgo de astillas y lesiones. Los expertos advierten explícitamente contra la coloración de un tipo de bolígrafo: Los bolígrafos copiadores, especialmente los azules, a veces contienen violeta de metilo, que puede irritar gravemente las membranas mucosas.

Rotuladores

Los rotuladores evocan colores brillantes en el papel. Y se ven interesantes: ¿Cómo sale el color de la punta de fieltro? Si un niño se lleva brevemente a la boca la punta del rotulador, no suele ser un problema. Si lo chupa durante mucho tiempo o lo muerde, los padres deben llamar al hospital y nombrar el producto como medida de precaución.

Si parte de la pluma fue mordida y tragada, igualmente. Sin embargo, los rotuladores no están destinados a ser comidos. Las tapas de los bolígrafos tampoco deben llevarse a la boca, ya que los niños podrían atragantarse con ellas.

Sin embargo, si el pequeño come de una tiza aceitosa, los padres deben observarlo por un tiempo. Podría reaccionar con problemas gastrointestinales. Si no quiere comer, es posible que se le haya quedado un trozo en el intestino o el esófago.

Si el niño comienza a toser, se debe descartar que haya entrado algo en las vías respiratorias. En estos casos, los padres deben llevarlo al médico.

¿Qué hacer en una emergencia?

¿Cómo deben reaccionar los padres en caso de emergencia si  su hijo ha ingerido pintura? Lo importante es: Nunca provocar el vómito. Eso solía recomendarse, pero hoy sabemos que a menudo es peligroso.

El niño debe beber unos sorbos de agua a menos que el médico te  indique lo contrario. Las pinturas a base de solventes en particular, por otro lado, pueden ser dañinas o tóxicas. Luego llama al hospital.


Cálculos renales en niños
Te puede interesar:

Cálculos renales en niños: Descubre a qué se enfrenta tu hijo