Terapias con animales para niños con discapacidad

terapias con animales para niños con discapacidad

Los animales como los delfines, caballos y perros traen múltiples beneficios en la crianza y salud de las personas, sobre todo a los niños que presentan algún tipo de discapacidad.Varios estudios han demostrado que los sonidos emitidos por los delfines penetran en el sistema humano, ayudando así a crear de nuevo lo que aporta un cambio significativo a nivel físico.

Por ejemplo, en los niños con parálisis cerebral, este tipo de terapias sonoras con delfines llegan a proporcionar cierta relajación neuromuscular que facilita y mejora la ejecución del movimiento. Lo mismo ocurre con la equino-terapia, puesto que el calor que desprende el caballo actúa de relajante muscular.

Los beneficios que brindan las terapias con animales

  • Montar sobre un caballo también produce cambios significativos en las conexiones neuromusculares.
  • Además, se pueden cambiar las posturas, mejorando el movimiento, ya sea en situaciones de hipertonía (exceso de tono muscular) o hipotonía (tono muscular, inferior al normal.)
  • Si bien, ésta es una terapia compleja; en términos de rehabilitación, se convierte en un juego motivador para los niños.
  • Lo anterior se explica, debido a que se establece un vínculo de interacción entre el niño y el caballo. Este tipo de lazo corresponde a la comunicación no verbal.
  • Ésta favorece habilidades sociales en niños que sufren autismo o, también, con retraso mental.
  • Entonces, el trato con los caballos o con los perros para los niños con autismo, significa una mejora de sus habilidades sociales. Aunque en un comienzo se considere que es lo contrario, debido a la falta de la comunicación oral.
  • Incluso, sin ir más lejos, el juego que se puede hacer entre un niño que padece de autismo con un perro, le ayude en su base social.
  • Una base social que, debido al autismo, se encuentra bastante desafortunadamente reducida.

La conexión con las emociones

  • Mantener una relación con animales permite la conexión con sentidos emocionales, que resultan innatos. Tales son los casos de la alegría o incluso, la tristeza.
  • Estas útiles habilidades sociales son las que estos niños necesitan y son estas terapias con animales, las que muestran resultados increíbles en ellos.
  • Aunque, eso sí, si bien es cierto les sirve a los niños, en un nivel de interrelación, no le brindará técnicas profesionales. Esto se debe, a que sólo se dan cuenta de que para ellos es un juego que, a veces, los benefician emocionalmente.
  • El simple juego creado con el perro, logra generar un lazo de amistad que se hará vulnerable ante la mejora de las habilidades sociales del pequeño.

Los beneficios que estos animales brindan, pueden ser globales, es decir, que no quedan tan sólo en una posible rehabilitación física o cognitiva. Pueden llegar, incluso, a favorecer la independencia de los niños que padezcan alguna discapacidad física; tanto cerebral, como neuromuscular.

Así, podrá, con un perro de asistente personal, realizar actividades mínimas como abrir una puerta o tomar una llave. De este modo, el perro, además de ser un agente que permita la rehabilitación, también se transforma en el amigo que asiste al niño, ayudando a mejorar, una vez más su calidad de vida.

Temas: , ,

el niño rechaza a su padre
Te puede interesar:

¿Qué pasa cuando el niño rechaza a su papá?