¿Estás criando o malcriando?

hijos

Quizás te preguntes qué hace que algunos niños sean tan mimados, mientras que otros sean considerados con los demás y maduros para su edad.

La respuesta es el tipo de crianza que les impartas, la cual no debe ser muy permisiva si no quieres que tu hijo sea un consentido o mal agradecido. ¿Cómo puedes ayudarlo a entender el verdadero valor de las cosas.

1- Dale responsabilidades que asumir dentro del grupo familiar

Cada día puedes asignarle ciertas responsabilidades, como cocinar, limpiar, cuidar a sus hermanitos, etc. Los adolescentes deben entender que un hogar se basa en la cooperación y el trabajo en equipo de cada integrante de la familia.

Además de asignarle esas tareas, pueden programar en algunas oportunidades la limpieza de la casa en conjunto, como por ejemplo, pintar la casa con papá, esto le permitirá asumir sus responsabilidades y tener un tiempo para compartir con su padre.

2- Ayúdalo a comprender que los privilegios no son derechos

Cualquier privilegio o premio que le des, como un teléfono móvil, salir con sus amigos o manejar su mesada, debe ser merecido; es decir, no debe pensar que esas cosas se le tienen que dar, sino debe ganárselas.

Si la conducta del joven no es buena, entonces no puede tener ciertos privilegios. Dile claramente lo que se espera de él y qué cosas debe hacer para ganarse los premios, permisos o concesiones que desea.

3- Estimula el actuar altruistamente

El altruismo se define como el sentimiento de querer hacer el bien a otros, sin pedir nada a cambio, incluso a costa de nuestro propio bien. Es una cualidad que nace del corazón y es la base de las relaciones interpersonales sanas.

Si se le enseña al adolescente a preocuparse por las necesidades de los demás, habrá menos oportunidades de centrarse exclusivamente en lo que él quiere o necesita. El ejemplo se debe dar como familia. Por poner un caso, si como familia tienen la costumbre de ayudar a las personas menos favorecidas o a niños sin hogar, será más difícil que se queje por no tener las zapatillas de marca o el último dispositivo electrónico que ha salido al mercado.

Los padres deben examinar su propia vida y rutina para ver si realmente le están dando un buen ejemplo de generosidad y altruismo a sus hijos. Cuando esto es así, hay menos posibilidades de tener un hijo consentido y centrado en sí mismo.

Hablar con tus hijos en diversas oportunidades también los ayudará mucho para comprender que debe mantener un buen comportamiento basado en valores y principios. La comunicación entre padres e hijos es esencial en toda familia.

Temas: , , ,

niño y madre
Te puede interesar:

Niños educados ¿Cómo conseguirlo y por qué es importante?