¿Qué significa el termino que se ha popularizado de papá “gallina”?

familia comiendo

La sociedad ha avanzado mucho y la figura paterna no se ha quedado atrás. Se ha transformado el rol del padre profundamente, pasando de ese papel autoritario y distante al de un papá cercano, incluso “maternal”.

 

Los papás “gallina” pueden ver cuestionada su autoridad, si bien los beneficios de un papá presente son muchos. En esta nota hablaremos de los beneficios y posibles inconvenientes para que puedas prepararte si ya tienes hijos o si vienen en camino.

Los padres de hoy

Antes, los papás se enfocaban en proveer para la familia, dejando la crianza exclusivamente a las mamás u otras mujeres de la familia, como abuelitas, tías o hermanas mayores. La imagen del papá sentado en el sillón con un diario o el control remoto era el pan de cada día, pasando un mínimo tiempo con sus hijos. Era un padre más ausente que presente, con poca influencia en la vida de los más pequeños.

Sin embargo, eso ha cambiado. En pleno siglo XXI, los papás “gallina” comienzan a dominar la escena familiar.

Características del papá “gallina”

Atrás ha quedado la función obsoleta de padre autoritario para dar paso a una figura más maternal. Los papás participan activamente en el baño del bebé, en darle su comida, en dormirlo en sus brazos, es decir, estar muy próximos al bebé.

De hecho, este cambio queda patente en la televisión, donde tanto comerciales como programas muestran papás imbuidos en la vida de sus hijos, desde el desayuno hasta la cena, manifestándose en la pantalla como seres emocionales y cercanos.

Ventajas de tener un papá presente

Un beneficio enorme es la relación significativa que puede surgir entre los niños y su papá. Los hijos tienen otro interlocutor a parte de mamá, lo que facilita la separación con ella cuando deban salir de casa al jardín infantil o la escuela.

Tener un papá presente en sus vidas favorece la transición de bebés a niños, proveyéndoles la seguridad necesaria para afrontar los nuevos ambientes. El desarrollo infantil se ve influenciado por este tercer integrante, quien se interesa por sus etapas de crecimiento, ayudándole con las tareas escolares, acompañándolo al fútbol o llevándolo de picnic.

Para los varoncitos, esta complicidad es fundamental para formar su identidad.

Y para las niñitas, los beneficios no son menores. Los especialistas señalan que el que el papá se interese por ellas las ayudará con su seguridad personal, comprendiendo su valor ante los hombres que serán importantes para su vida. En ambos casos, para niños y niñas, se refuerza positivamente la autoestima.

La cuestión de la autoridad

Aquí los padres deben poner atención, ya que un posible problema es que se confunda una actitud cercana con la falta de autoridad. Tienen que hacerse respetar, demostrándoles a los niños que tienen el derecho de decirles lo que pueden y lo que no pueden hacer, así como ponerles reglas y vigilar que las cumplan.

Por el contrario, cuando el papá es permisivo, podría estar escondiendo un temor a perder el cariño de sus hijos, permitiendo que hagan lo que quieran con tal de no enfadarlos. Como si regañar a los niños los separara de ellos. No es una visión sana de la paternidad.

Deben recordar que es completamente normal que los niños rechacen por naturaleza la autoridad y que por momentos se enojen, diciendo frases hirientes como «¡Ya no te quiero porque eres malo!» o «¡El papá de mi amiguito sí que es genial, no tú!». Por muy difícil que sea aceptar esos comentarios, deben hacer oídos sordos y seguir enseñando las reglas que corresponden para seguir una buena educación.

La tendencia actual es convertir a los padres en amigos de sus hijos, en vez de educadores. Además, con los conflictos entre ambos padres, el “amor refugio» predomina, desplazando el vínculo que debe existir en la pareja hacia los hijos, los que se transforman en un valor más «seguro» que el encontrado en el matrimonio. Esto da lugar a comportamientos permisivos para asegurar los beneficios.

Sin embargo, un papá permisivo sólo logrará que el jovencito busque sus límites en otro lugar, fuera del hogar, ya sea en el colegio o con los amigos del barrio.

El modelo de crianza debe seguir mejorando, tanto el papá como la mamá deben compartir la autoridad y ser consecuentes, de modo que los niños lleguen a la adultez con una actitud respetuosa hacia los mayores, valores profundamente arraigados y competencias para desenvolverse en sociedad.

 

 


técnicas de aprendizaje en la niñez
Te puede interesar:

Técnicas de aprendizaje durante la niñez