¿Por qué el niño moja la cama?

por qué el niño se orina la cama

La enuresis infantil corresponde a la emisión repetida de orina en la cama o en la ropa; es decir, el niño se orina de forma involuntaria o intencionada, con frecuencia se manifiesta  2 veces por semana durante 3 meses consecutivos.

La edad cronológica a partir de la cual se considera un problema, es de cinco años, en las niñas y de seis años en los niños. Éstas son edades aproximadas, ya que se considera que la madurez orgánica para el control de esfínteres se encuentra alrededor de los tres años.

Por qué el niño se orina la cama

  • La mayor parte de los niños, logra tener el control diurno entre los dos y tres años. El nocturno, por su parte, puede demorar algo más de tiempo.
  • Es así como, el diez por ciento de los niños no lo consigue controlar sus esfínteres totalmente antes de los seis años.
  • Desde este instante, si el niño sigue mojando la cama, debemos buscar ayuda médica.
  • De acuerdo a algunas investigaciones, aproximadamente una sexta parte de los niños mayores de 3 años se orinan en la cama mientras duermen.
  • Son los niños, más que las niñas, los que se encuentran en esta situación.

Los niños no mojan la cama, porque así lo quieran. La enuresis puede tener muchas y distintas causas que pueden relacionarse con lo siguiente:

  • Desorden del dormir.
  • Un lento control de la vejiga.
  • Emociones y tensiones que ameritan de atención especial.
  • Es muy extraño que implique un problema de los riñones o de la vejiga.
  • Existen muchas causas emocionales de la enuresis.
  • Causas psicológicas

Cuando un niño comienza a orinarse en la cama después de meses o años de no hacerlo, puede deberse a nuevos temores o inseguridades. Esto puede ocurrir, luego de que niño presencie algunos cambios en su vida, tales como:

  • El cambio de la familia a un nuevo lugar.
  • La pérdida de un miembro de la familia o de un ser querido.
  • La llegada de un nuevo hijo en la familia.
  • El cambio de escuela.
  • Situaciones de estrés, etc.

Este trastorno puede relacionarse con algún conflicto psicológico y afectivo que sufra el niño o con la necesidad que éste posea de llamar la atención, también se produce por cansancio o estrés emocional. Lo ideal es llevarlo al médico y NO imponer castigos en ningún momento, esto agravaría la situación. 

Temas: , , , ,

disfraces para Halloween
Te puede interesar:

Cuidado con las telas de los disfraces para Halloween