Dolor de cabeza en los niños ¿a qué se debe?

Dolor de cabeza en los niños

Se estima que alrededor del 10% de los chicos que van a jardines infantiles presentan esta afección y cerca de la mitad de pequeños en edad escolar también. Por tal razón debemos estar bien alertas a las causas que originan el dolor de cabeza en los niños.

Resulta que el dolor de cabeza en los niños es habitual y algunos de sus principales causantes son es el uso excesivo del computador, equipos electrónicos (tablets, videojuegos, móviles, juegos portatiles) y la televisión; esto, acompañado de pocas horas de sueño. No obstante, los especialistas también atribuyen el dolor de cabeza en los niños al estrés y al consumo de ciertos alimentos y bebidas.

¿Qué hacer ante el dolor de cabeza en los niños?

  • Cuando a un niño se queja porque le duele la cabeza, debemos prestar atención a lo que dicen y buscar la raíz del problema ya que es probable que su dolor se relacione con problemas físicos o emocionales.
  • De ser consecuente e incesante lo recomendable es llevarlo al pediatra y no automedicarlo.
  • Se realizarán estudios médicos que dictaminen lo que está ocasionando el problema.

Síntomas

  • Se caracteriza por ser de tipo pulsátil, que palpita, como golpes en uno o ambos lados de la cabeza.
  • Puede causar mareos, vómitos, baja de presión, molestias estomacales, aumento de sensibilidad a los ruidos, olores y también a la luz.
  • Dura minutos, horas o días.
  • La mayoría de este tipo de dolores se originan fuera del cráneo, en los nervios, los vasos sanguíneos y los músculos que se encargan de recubrir la cabeza y el cuello. Por eso, los músculos o vasos sanguíneos se pueden hinchar o sufrir otras alteraciones que ejercen presión sobre los nervios de alrededor.
  • Son estos cambios los que envían mensajes al cerebro, lo que causa el dolor de cabeza en sí.

Causas

Son diversas las situaciones que pueden llevar a causar un dolor de cabeza en los niños, entre ellas:

  • Efectos de algunos medicamentos.
  • Falta de sueño.
  • Alimentación desequilibrada.
  • Lesiones físicas.
  • Cambios hormonales.
  • Deshidratación.
  • Estados de estrés, de cansancio y fatiga.
  • Uso exagerado de aparatos como la televisión, el computador, y los juegos electrónicos.
  • Estados de ansiedad.
  • Ambientes en los que se fuma.
  • Consumo u olor a sustancias fuertes e irritantes.
  • Ruidos fuertes.
  • Problemas oculares.

Modos de prevenir el dolor de cabeza

  • Es vital que el niño lleve una vida equilibrada; es decir, que tenga tiempo para todas las actividades.
  • También es aconsejable que los papás limiten o supervisen la cantidad de tiempo en que el niño ve televisión, está frente al computador o utiliza juegos electrónicos.
  • Si el niño tiene que tomar un determinado medicamento, es ideal que los papás le pregunten al médico sobre los efectos secundarios de éste.
  • Debemos preocuparnos para que la alimentación de nuestros hijos sea equilibrada y que posea todos los nutrientes y vitaminas que necesita.

En rigor los papás debemos estar al pendiente de las necesidades y molestias que aquejan a nuestros pequeños para que sean tratadas a tiempo.


Te puede interesar:

Aprende a elegir el regalo de Navidad perfecto para los niños