Retraso del lenguaje en los niños: ¿Cómo detectarlo?

detectar el retraso del lenguaje en los niños

Aunque cada niño lleva su ritmo en cuando aprendizaje y crecimiento, la mayoría comienza a hablar o comunicarse a temprana edad, desde los primeros meses de vida comienza el balbuceo y las imitaciones a mamá, papá o cercanos.

No obstante, están aquellos niños donde la evolución del desarrollo del lenguaje es más lento, por lo que les cuenta o se les dificulta comenzar a hablar, y también están aquellos niños que no lo hacen. En este sentido podemos estar frente a un caso de trastorno del lenguaje; este se aprende mediante un proceso evolutivo que va en conjunto con el desarrollo y la edad del pequeño.

Trastorno del lenguaje en los niños

  • Suele aparecer en los más pequeños, cuando las aéreas del lenguaje están por debajo de la cifra media de los chicos de su edad.
  • Su retraso se ve de forma explícita cuando ha llegado al año y medio de edad y no pronuncia ninguna palabra o a los dos años cuando no logra unir dos palabras que formen una frase sencilla.
  • Además, si no muestra interés en comunicarse verbalmente o a través de los gestos también indica puede presentar algún problema.

¿Qué tomar en cuenta antes de diagnosticar el trastorno del lenguaje?

Mientras antes se detecte el problema, será mejor para el niño. Se han establecido algunos criterios para determinar un trastorno específico en los niños, es importante descartar otros criterios: 

  • Que no exista una deficiencia auditiva.
  • Corroborar que no haya un trastorno neurológico.
  • Su Cociente Intelectual (CI) debe ser superior a 80.
  • Verificar que no tenga otras aéreas afectadas como la memoria, el ritmo y la motricidad.

¿Cómo saber que el niño presenta trastornos del lenguaje?

Si el pequeño tiene un retraso solo en el habla, estas son algunas características observables que puedes detectar:

  • La alteración del orden de las sílabas al decir: “cocholate en vez de chocolate”,  así mismo cuando asimilan las consonantes como dicen “fufanda por la bufanda”, si presenta la ausencia de consonánticos cuando dice “teno en vez de tengo” y por último cuando presenta algunas sustituciones como “pistina por piscina”.
  • Si el pequeño presenta problemas en el lenguaje, también tendrá dificultades cuando haga uso de los pronombres, artículos, tiempos verbales, lo que generará que su forma de hablar sea más difícil de entender.
  • Este problema es conocido como disfasia. Los pequeños que tienen un retraso en el lenguaje, deben ser diagnosticados lo antes posible, ya que una intervención a su debido tiempo evitará tener consecuencias que podrían generar dificultad al hablar como: la tartamudez, la logofobia que es miedo a hablar, dislexia entre otras.

El retraso en el lenguaje es uno de las complicaciones más frecuentes, por eso es necesario consultar con una logopedia o foniatría para resolver este problema.

Temas: , ,

Te puede interesar:

Campaña de Vacunación contra la Influenza 2016