¿Cómo dejar de estar neurótica y relajarme en mi rol de mamá?

Maternidad sin estrés

Sin duda te inquieta mucho cualquier cosa que afecte al bienestar de tus hijos. Pero a veces, el exceso de preocupación puede ser perjudicial tanto para ti como para el bebé, pues el el estrés u otros motivos pueden llevarte a estar intranquila. En esta nota te comentaremos algunos detalles de los que es mejor no preocuparse, para vivir más feliz.

• El desorden. Hay que tener claro que con niños es imposible tener la casa inmaculada. Aparta tiempo para ordenar, pero que esto no te impida jugar con ellos.

• No darle pecho el primer año. Si no puedes, no pasará nada. Los niños pueden desarrollarse bien con suplementos si es necesario.

• Que la ropa no combine. No te preocupes, después de todo, ¿Qué niños andan combinados todo el tiempo?

• Recoger a cada rato los juguetes. En vez de obsesionarte con eso, aprovecha de jugar con tus pequeños.

• Seguir horarios estrictos para comer. Difícilmente va a resultar todo como lo hayas planificado, así que despreocúpate.

• Que tu hijo pronto vaya al jardín infantil. La realidad es que probablemente lo extrañarás más que él a ti. Confía en que lo pasará bien.

• Tratar de agradar a todo el mundo. Es imposible que todos tus amigos o parientes estén de acuerdo con cada detalle de la crianza de tus hijos.

• Que el niño no deje los pañales cuando tú lo esperes.

• Lo que no pasa aún o sólo está en tu imaginación.

• El presupuesto. Es mejor relajarse y no desanimarse si se tiene poco o justo.

• Lo que piensan los demás de la conducta de tus hijos.

• De salir a tiempo siempre. No andes acelerada. Debes aprender a ir a un ritmo más lento y disfrutar de todo el tiempo que tengas con el bebé.

Es normal que todas las madres se estresen por ciertas cosas, pero es importante aprender a determinar las cosas que ameritan una mayor atención. 

Temas: , ,

Cómo estimular la independencia infantil
Te puede interesar:

¿Cómo estimular la independencia infantil?