¿Son importantes las tomas nocturnas?

las tomas nocturnas

Muchas madres se preguntan a diario si realmente son importantes las tomas nocturnas, ya que, desean descansar y sienten que al amamantar a sus pequeños por las noches no descansan ni ellas ni el bebé. Para responder a esa incertidumbre que presentan muchas de ellas explicaremos algunas de las razones por la cual son importantes las tomas nocturnas.

¿Por qué son importantes las tomas nocturnas?

  • Una de las razones por la cual son importantes las tomas nocturnas es porque el estómago del bebé en sus primeros meses de vida es muy pequeño y por eso almacena poco líquido (unos 20 ml en cada toma) y con el proceso de digestión su estómago se vacía en una hora aproximadamente, por lo que el bebé debe comer cada dos horas, ya sea en el día o en la noche para que su estómago se mantenga lleno constantemente.
  • Además mientras más tomas tenga el bebé más producción de leche hay y de esta manera la madre podrá satisfacer todas las demandas del pequeño. Es preciso mencionar en este punto, que si se deja de amamantar por mucho tiempo al niño, los pechos de la madre se mantienen lleno a la espera de la extracción de la leche y al no sentir la succión, la sustancia que permanece en la leche envía señales al cerebro que le indican que pare la producción de leche. Amamantar al bebé de manera seguida tanto en el día como en la noche evita la hipoglucemia y lo mantiene bien hidratado.
  • Otra de las razones por la cual son importante las tomas nocturnas es que le permite tanto a la madre como al bebé gozar de un mejor descanso y mayor sueño y aunque esto suene increíble porque muchos piensan que las madres que dan pecho de noche no descansan en lo absoluto, es prudente mencionar que a partir de las 4 de la mañana la leche materna libera aminoácidos como el triptófano (sustancia que utiliza el cuerpo del bebé para producir melatonina). La melatonina es la hormona que se encarga de la conciliación del sueño. Además con cada toma la madre segrega oxitócina y esto la ayuda a conseguir el sueño de una manera más rápida después de cada toma.
  • Las tomas nocturnas también ayudan a reducir el riesgo de muerte súbita, al actuar como un mecanismo protector, ya que , si el bebé se mantiene succionando constantemente se estimula el centro respiratorio y se evitan las apneas centrales, es decir, que el bebé deje de respirar.

Por todo lo mencionado anteriormente es importantísimo que toda madre que amamante a su bebé lo haga cada vez que este lo requiera, porque como lo indica la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la Asociación Española de Pediatría, la lactancia materna debe ser practicada en la frecuencia y duración que determine el bebé, pues este el único que sabe cuánto alimento necesita para crecer y desarrollarse. Así que no dejes de amamantar a tu hijo por las noches, pues con cada toma le proporcionas los nutrientes necesarios para su buen desarrollo.

Temas: , ,

dar pecho
Te puede interesar:

Dar pecho al bebé: el apego y lo práctico de amamantar