Extractor de leche eléctrico vs. manual: ¿qué los diferencia?

Un extractor de leche puede ser tu mejor aliado a lo largo de la etapa de lactancia materna. De hecho, te ahorrará dolores en los pechos, estimulará la producción de leche y podrás hasta reservar algo en su recipiente.
Sin embargo, al comprar uno, es probable que te preguntes qué tipo de extractor elegir: eléctrico o manual.
Descubre cómo escoger el más adecuado para ti.

Extractor de leche manual vs. eléctrico

Puede que las variadas opciones en el mercado te abrumen, sin saber las características de cada producto.
Estas son las principales diferencias:

Extractores de leche manuales

Son implementos -fáciles de llevar a cualquier lugar- que te permiten extraer leche desde tus pechos a través de la succión de una perilla o palanca de succión.

Por ejemplo, algunos poseen una estética palanca que presionas una y otra vez al ubicarlo en la posición correcta.

Además, cuenta con un recipiente para almacenar la leche, y están diseñados en materiales suaves como la silicona en el área de la copa que se adhiere a tu pecho.

Muchos vienen equipados con accesorios que facilitan ciertas tareas o bien te permiten adaptar la copa al tamaño de tu pezón.

Extractor de leche eléctrico

En este caso, se trata de un equipo similar de extracción, pero consta de un sistema eléctrico con el que no se requiere presionar ninguna palanca de forma continua.

Más bien, al encenderlo se encarga de succionar y embotellar la leche en el recipiente.

Encuentras extractores vienen dobles para facilitar -y agilizar- el proceso de extracción desde ambos pechos.

Asimismo, pueden integrar velocidades de succión y un masajeador de senos que ayuda mucho en el proceso. También puedes conseguir otras opciones más simples que funcionan a batería, los cuales se ajustan a diferentes tamaños.

¿Cuándo usar un extractor manual de leche?

El tipo de extractor más conveniente dependerá mucho de tus rutinas diarias. Si eres una mujer ocupada y estás fuera de casa con frecuencia, puede que la opción manual sea más conveniente.

Ventajas:

● Suelen ser mucho más compactos y discretos.
● Son más ligeros.
● Te será muy sencillo lavarlos y esterilizarlos.
● No depende de baterías.

Desventajas:

● Siendo un equipo manual, requiere que gastes más energías succionando y debes ocupar las manos.
● No puedes controlar el flujo y la velocidad de extracción.

¿Cuándo usar un extractor de leche eléctrico?

Si estás más tiempo en casa, te convendrá adquirir un extractor de leche eléctrico. Pero debes considerar estos factores:

Ventajas:

● Puedes usarlo con las manos desocupadas y sin esfuerzos físicos.
● Podrás extraer más leche en menos tiempo y con poca energía.
● Controlas el ritmo de extracción.
● Si cuenta con retroiluminación lo puedes usar en la oscuridad.

Desventajas:

● Tienden a ser un poco más ruidosos.
● Requiere que conectes e instales los componentes.
● Son más costosos que los manuales.

Conocer estos detalles te ayudará a elegir el extractor de leche más adecuado en función a tus necesidades. Compara precios, diseños y características, y adquiere este aliado que te ofrecerá alivio en este periodo de lactancia.

Temas: ,

Te puede interesar:

Posiciones para amamantamiento