Consejos prácticos para un destete nocturno respetuoso

consejos para el destete nocturno

El destete nocturno no es sólo un sueño, si le enseñamos al bebé a dormir toda la noche, seguramente no se despertará llorando porque tiene hambre, así que junto a nuestra pareja podremos descansar las horas necesarias. Para ello la enfermera y matrona Blanca Ossa nos entrega excelentes recomendaciones que no puedes dejar pasar por alto.

Especialista: Blanca Ossa, enfermera matrona UC

Es posible que el bebé pida seno durante la noche, con la misma frecuencia que lo hace durante el día, esto generará que poco logremos descansar lo que nos mantendrá con las energías bajas el día siguiente. Sin embargo, debemos respetar los tiempos del bebé, así que inicialmente debemos evaluar si está preparado para el destete y hacerlo de forma respetuosa.

¿Estará listo mi hijo para el destete nocturno?

  • La edad en que los bebés pueden empezar con el destete nocturno es aproximadamente entre los 4 y 6 meses, pero siempre dependerá de cada bebé.
  • Es a esta edad en que los bebés consumen durante el día suficientes calorías como para dormir cinco o seis horas de corrido en la noche. Pero también puede darse que algunos bebés más pequeños duerman a intervalos más largos que incluso los más grandes.
  • Aunque las necesidades nutritivas estén satisfechas, tu hijo necesitará que se satisfagan sus necesidades psicológicas, como la de sentirse acurrucado en brazos.
  • Si ya has vuelto a trabajar, es probable que tu hijo reclame tu presencia de noche o lo haga cuando le empiecen a salir los dientes. Además puede que ya esté acostumbrado a despertarse de noche y lo haga por hábito y no porque tenga hambre.
  • Es por esto que el destete nocturno debe realizarse paulatinamente y con suavidad, considerando la gran necesidad de todo bebé de recibir cariño y sentirse seguro cerca de ti.

Los expertos aconsejan

  • Muchos expertos concuerdan en que darle leche de noche sin necesidad puede causar problemas de sueño, ya que se instaura un círculo vicioso que es difícil de romper.
  • Sin embargo, si para ti no es un problema despertarte de noche no sería bueno acelerar este proceso. Es más, puedes considerar los beneficios de las tomas nocturnas, ya que sirven para estrechar el lazo entre padres e hijos.

Pero si por la salud y bienestar del resto de la familia optas por el destete nocturno, te damos algunos consejos prácticos:

  • Debes preocuparte de que se alimente bien de día: a medida que tu hijo se desarrolla se pone más activo, para estar segura de que se alimente bien de día, prográmate para darle pecho o la mamadera en un lugar tranquilo y sin distracciones.
  • Aprovecha alimentarlo en la tarde: en este horario dale tomas extra de leche, así estará satisfecho toda la noche.
  • El proceso debe ser gradual: si tu hijo te pide el seno en la noche puedes iniciar por ofrecerle cada seno a tu bebé por menos tiempo o cuando le das el biberón darle menos cantidad en cada toma. Aumenta los intervalos entre cada sesión de lactancia, acariciándolo en la espalda y meciéndolo para que se vuelva quedar dormido, dile que leche se toma en la mañana y que de noche es tiempo de dormir. Se firme pero suave, con el tiempo entenderá el significado de lo que le dices y tu presencia lo calmará. Puede que tu hijo llore sólo una o dos noches antes de adaptarse al muevo sistema.
  • No inicies el destete nocturno en un período de transición de tu hijo, como cuando tú vuelves al trabajo o en las vacaciones. Si estás menos tiempo con tu hijo de día, cuando estés con él dale más atención y afecto, para que siempre se sienta conectado contigo y no necesite buscarte de noche.

Si estos consejos no te dan resultados y tu hijo llora desconsoladamente por varias noches seguidas, tienes que ser razonable. Vuelve a tu rutina normal, y prueba nuevamente en un par de semanas.

Temas: , , ,

Problemas con la lactancia
Te puede interesar:

Cómo alimentarte durante la lactancia