Síndrome de Ovario Poliquístico: Síntomas, causas y tratamiento

Mujer sentada en el sillón ovario poliquístico

El síndrome de ovario poliquístico es una condición relacionada con niveles anormales de hormonas. Como resultado de este elevado aumento de las hormonas se pueden mencionar los siguientes inconvenientes en la salud de la mujer: Irregularidades menstruales, infertilidad, problemas de la piel como acné y aumento de vello y aumento en el número de pequeños quistes en los ovarios.

Las hormonas afectadas con este síndrome son los estrógenos y la progesterona, que son las hormonas femeninas que le ayudan a los ovarios de una mujer a liberar óvulos y los andrógenos, que son hormonas masculina que se encuentra en pequeñas cantidades en las mujeres.

Estas hormonas, ayudan a la liberación de uno o más óvulos durante el ciclo menstrual de una mujer, lo cual se conoce como ovulación. En la mayoría de los casos, la liberación de los óvulos ocurre dos semanas después aproximadamente, de la iniciación del ciclo menstrual.

En el síndrome, los óvulos maduros no se liberan, en cambio, permanecen en los ovarios circundados por una pequeña cantidad de líquido y puede que existan muchos de ellos. Sin embargo, no todas las mujeres que padecen esta afección tendrán ovarios con este aspecto.

Estos problemas con la liberación de los óvulos pueden contribuir a la esterilidad. Los otros síntomas de este trastorno como los que mencionamos anteriormente, se atribuyen a los niveles de hormonas masculinas.

La mayoría de las veces, dicho síndrome es diagnosticado en mujeres desde los 20 o 30 años, pero también puede afectar a las adolescentes. Los síntomas a menudo empiezan cuando se inician los periodos en las adolescentes. Un alto porcentaje de las mujeres que sufren de esta dolencia tienen una madre o hermana con síntomas similares. Este es un síndrome que afecta aproximadamente a un 5-10% de mujeres en edad fértil. También se conocido como síndrome de Stein-Leventhal.

Síntomas de ovario poliquístico

Un 50% de las mujeres que tienen el SOP son obesas y manifiestan un grado de hirsutismo -excesivo vello en la cara, el pecho y la parte inferior del abdomen-. Otros síntomas incluyen:

  • Periodos irregulares o inexistentes (a veces comienzan entre 3 y 4 años después de la primera menstruación)
  • Sangrado muy leve o muy abundante durante el periodo
  • Acné
  • Dificultad para concebir

Diagnóstico de ovario poliquístico

El médico debe evaluar tus síntomas y tu historial médico, así como tomar un examen físico y de sangre para medir tus niveles hormonales. Puede realizar un ultrasonido para ver si existen quistes en tus ovarios.

Diagnóstico

El hecho de que se trate de un síndrome significa que un sólo elemento no hace la enfermedad. Por ello la expresión clínica de este síndrome es tan variada y su tratamiento y pronóstico es diferente.

El diagnóstico se hace en base a 2 de 3 elementos cardinales:

  • Irregularidad menstrual: caracterizada por períodos de más de 35 días entre el inicio de una regla y el inicio de la otra.
  • Ovarios de aspecto poliquístico a la ecografía: existe un criterio ecográfico conocido, no es sólo la impresión del ecografista, sino son ovarios de un volumen aumentado con múltiples folículos pequeños en su interior que contienen los óvulos “y que malamente, en este caso, llamamos «quistes»».

  • Evidencia física: o de laboratorio de exceso de hormonas masculinas.

Con 2 elementos presentes y descartando otras enfermedades que podrían remedar el síndrome, se hace el diagnóstico.

Tratamiento para el ovario poliquístico y las que intentan quedar embarazadas

Un primer consejo es bajar de peso, ya que puede ayudarte a mejorar la ovulación. Los medicamentos para la fertilidad que te puede indicar tu médico como el clomifeno y las gonadotropinas también pueden ayudarte. Si no dan resultados, el médico puede recetarte el medicamento insulinosensibilizador llamado metformina, que puede ayudarte a ovular o a responder al tratamiento con medicamentos. Aproximadamente el 70-90% de las mujeres con SOP que toman fármacos para la fertilidad ovulan, mientras que la mitad logra concebir en menos de 9 meses. Lamentablemente, según las estadísticas, 1 de cada 5 de esos embarazos terminan en aborto espontáneo.

Otra posibilidad, menos común, es la extracción mediante láser de los quistes ováricos para mejorar el desequilibrio hormonal y el ciclo de ovulación, sin embargo, los efectos suelen ser temporales.

En caso de que tu vello sea excesivo en la cara y el cuerpo, puedes elegir entre depilación por electrólisis, depilación con cera u otras formas de extracción del vello. Y si tienes obesidad, puedes seguir un programa para controlar tu peso.

Tratamiento para aquellas que no quieren quedar embarazadas

Si no quieres concebir, los anticonceptivos pueden corregir tu desequilibrio hormonal. Esto te ayudará a regular tu ciclo, reducir el acné en tu piel y disminuir el crecimiento anormal de vello mientras los estés tomando.

Cuidados para el síndrome de ovario poliquístico

El médico controlará con regularidad los cambios en tus ovarios o en tu pared uterina si tienes un sangrado irregular. También puede pedir análisis de sangre para estar al tanto de tus cambios hormonales.

Es importante que cada año te sometas a un examen pélvico. De esta forma, puedes detectar de forma temprana signos de cáncer de ovario y de útero, riesgo que toda mujer con menstruación irregular o ausente puede correr. Asimismo, puedes reducir el riesgo de cáncer de útero regulando tu ciclo con anticonceptivos o píldoras de progesterona.

Por otro lado, si tienes sobrepeso, sigue una dieta bien equilibrada y haz ejercicio. Si eres resistente a la insulina, el ejercicio te ayudará a procesar la insulina y disminuir el riesgo de desarrollar diabetes. Además, aumentarán las probabilidades de responder a los tratamientos para la fertilidad.

Prevención

Aunque no se puede prevenir el ovario poliquístico, este síndrome se puede mantener controlado, una vez conocidos el diagnóstico y el tratamiento. Si tus periodos son irregulares o inexistentes, consulta con tu ginecólogo, ya que podrá asesorarte para regular tu ciclo.

Riesgos del Síndrome de Ovario Poliquístico

Este mal es hereditario ya que la enfermedad suele afectar como se mencionó anteriormente, a varias mujeres en la familia. Sin embargo, el patrón de la herencia no es conocido ya que no se ha encontrado un gen responsable.

Un 40-50% de las mujeres que presentan Síndrome de Ovario Poliquístico desarrolla algún tipo de insulino – resistencia, la que es más frecuente aún en las pacientes con obesidad abdominal. No obstante, las pacientes delgadas también tienen mucha mayor frecuencia de insulino – resistencia que la población general.

Algunos especialistas indican que, si la paciente desarrollará o no una diabetes mellitus a futuro dependerá de su comportamiento en términos de estilo de vida y de otras cargas genéticas adicionales que pudiera tener. Esto quiere decir que, si existen múltiples familiares diabéticos en la familia se le debe advertir que una mujer que hace ejercicio aeróbico y come sano, tiene pocas probabilidades de desarrollar diabetes en su vida, pudiendo incluso normalizar sus niveles de insulina.

Lo mismo ocurre con el colesterol alto (dislipidemia), a menos que la paciente tenga una mutación genética que la haga producir mayor cantidad de colesterol malo, lo más probable es que no desarrolle el problema si tiene un estilo de vida sano.

Riesgos reproductivos y metabólicos

Las mujeres con SOP suelen tener irregularidad menstrual, ello se debe a que sus ovulaciones también son irregulares, por lo tanto ovulan menos veces en 1 año que una mujer que no tiene el síndrome.

En la medida en que mayor es la irregularidad, mayor es la alteración ovulatoria. Hay mujeres que, incluso, ovulan 1 vez al año o cada 2 años, casos que suelen asociarse a obesidad abdominal importante y otras alteraciones metabólicas como insulinorresistencia o incluso diabetes tipo 2.

En el caso de las mujeres que se embarazan en forma espontánea, tienen más riesgo de abortar que la población general, sobre todo aquellas con insulino – resistencia y niveles elevados de LH, una de las hormonas con las cuales el cerebro estimula la función ovárica. Además, tienen un riesgo mayor de tener diabetes gestacional.

SOP v/s cáncer

El cáncer que se asocia más al SOP es el cáncer de endometrio, ya que las mujeres con este síndrome que presentan irregularidad menstrual tienen niveles relativos de estrógenos aumentados (más aún si son obesas, ya que la grasa produce más estrógenos).

Estos estrógenos actúan sobre el endometrio, capa interna del útero, haciéndolo crecer de manera importante. Al no recibir progesterona (hormona que se produce una vez que se ovula), el endometrio crece a sus anchas hasta que descama por hipertrofia, muchas veces dejando zonas que no caen y que pudieran transformarse con el tiempo, llevando a un cáncer de endometrio.

Por eso es importante que las mujeres con SOP se controlen con un ginecólogo, quieran o no embarazarse ya que el síndrome se asocia también a otras enfermedades que pueden ser graves y que son prevenibles.

Es recomendable que toda mujer con SOP que desea embarazarse baje de peso, tenga una dieta sana y balanceada y realice ejercicio aeróbico, con el fin de tener una mejor calidad de vida.

Cuidar nuestra salud es muy importante, no sólo para las personas que nos rodean, nuestros seres amados, sino principalmente para nosotras.

Temas: ,

Mitos sobre los anticonceptivos
Te puede interesar:

Mitos sobre los anticonceptivos y su relación con la infertilidad