Criopreservación de óvulos: Alternativa para mujeres con cáncer

cuándo salir con el bebé recién nacido

La criopreservación de óvulos es una alternativa eficaz para mujeres con cáncer que desean ser madres a futuro. Si bien en estos casos los resultados en las tasas de embarazo son variables, éstos van a depender de la edad de la persona y no del diagnóstico del cáncer.

Experto: Ricardo Pommer, jefe de la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Monteblanco

Hasta hace algunos años era impensable que aquellas mujeres a las que se les diagnosticaba cáncer y eran sometidas a un tratamiento oncológico pudieran tener un hijo, dado que producto de la quimioterapia o radioterapia a la que son sometidas pierden la capacidad hormonal y reproductiva. Sin embargo, debido a las nuevas tecnologías de medicina reproductiva las pacientes que superan un cáncer pueden ser madres, gracias a la técnica de la criopreservación de óvulos o vitrificación de óvulos que el ginecólogo debe realizar antes que el oncólogo inicie el tratamiento.

“Si yo le congelo óvulos a una mujer de 38 años lo que estoy haciendo es criopreservar óvulos de 38. Por lo tanto su opción de embarazo después de la descongelación va a ser alrededor de 17 a 27%. En cambio si la persona tiene 20 años le estoy congelando un huevito de 20 y su opción de embarazo será alrededor de un 40%. Tampoco tiene impacto cuánto tiempo estuvo congelado. Es lo mismo haberlo congelado por 1 u 8 años. No tenemos un cambio en los resultados”, precisa el especialista.

Aunque esta técnica se presenta como una gran alternativa de preservar la descendencia, existe escaso o nulo interés de parte de las afectadas de cáncer por planteárselo a su ginecólogo. “Creo que es porque va a llevar tiempo a que exista -entre comillas- una conciencia social de que es una realidad que se puede hacer”, afirma el dr. Pommer.

Cánceres más comunes

Los cánceres llamados hematológicos como el linfoma, tanto Hodgking como no Hodgking, y las leucemias, son los grandes depredadores de las células germinales tanto en hombres como mujeres, explica el dr. Pommer, debido al uso de quimioterapicos que se difunden por todo el cuerpo y provocan una merma gigantesca en el organismo. En el caso de las mujeres también se agrega el cáncer de mama y al cuello del útero.

En nuestro país la prevalencia del cáncer de mama se ha mantenido relativamente igual. El problema es, asegura el dr. Pommer, que cada vez se da en gente más joven “pero no sabemos si es porque realmente se está dando en mujeres más jóvenes o las personas más jóvenes se están preocupando más y están consultando antes”.

Añadió que en los últimos 3 o 5 años las estadísticas de cáncer de mama, como diagnóstico, se han mantenido entre un 15 y 18% en mujeres menores de 40 años. De acuerdo a un estudio chileno del 2011, de los cánceres nuevos de mama diagnosticados, un 17% fueron en mujeres menores de 40 años, todas en edad reproductiva.

En el caso de los hombres también está el cáncer testicular que afecta su fertilidad y que, en la mayoría de los casos, su diagnóstico es un poco tardío. La primera alternativa es la extirpación de 1 de los 2 testículos y después tratamiento oncológico con quimio o radioterapia.

Alternativas para preservar la fertilidad

En el mundo de la oncología se han explorado 2 alternativas para preservar la fertilidad:

  1. Una de ellas es extirpar 1 ovario o trozo de ovario y congelar el tejido ovárico.
  2. La segunda alternativa -y la más utilizada- es la criopreservación de óvulos “y para eso es lo que en Chile estamos trabajando hace muchos años”, afirma el dr. Pommer.

Respecto del mejor momento para someter a una paciente menor de 40 años que quiera hacerse a una criopreservación de óvulos para preservar su opción de fertilidad futura, es apenas se le hace el diagnóstico de cáncer.

“Lo ideal es que se realice lo más precoz posible porque obviamente el oncólogo va a tratar de que si su tratamiento incluye la quimio, la radioterapia y la cirugía que todo sea para ayer. Ojalá que el oncólogo le hable a su paciente de la opción de mantener su fertilidad futura y tener un hijo biológico y obviamente eso es lo que nosotros tratamos de hacer”, comenta el dr. Pommer, al destacar el excelente nivel de la oncología chilena desde el punto de vista internacional.

Señala que en el cáncer de mama el 95% de las mujeres que se diagnosticó en forma precoz va a estar viva a 5 años de ese diagnóstico, y en el caso de los linfomas hodking y no hodking, el 87% de los pacientes.

“Ellohabla muy bien de los oncólogos y , muchas de esas mujeres, a la vuelta de esos 5 años, se van a replantear la opción de su proyecto de vida y eventualmente tener un hijo biológico. Y eso es lo que le ofrecemos a las personas como una alternativa de opción”, puntualiza el jefe de la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Monteblanco.

En comparación a países desarrollados, precisa que Chile -desde el punto de vista tecnológico- está a la par en la aplicación de la técnica de la criopreservación de óvulos.

“La diferencia está en la accesibilidad. El país que más se ha preocupado de la fertilidad futura de las mujeres en el mundo oncológico es Canadá. Específicamente en Mac Hill University que tiene un programa en el que a las personas que se les hace un diagnóstico de cáncer mamario se las envía a la Unidad de Medicina Reproductiva, lo que en otros países no existe en forma tan fácil y tiene que salir del paciente el plantearle al oncólogo que a ella le gustaría reproducirse más adelante”.


Anticonceptivos y fertilidad
Te puede interesar:

Anticonceptivos y fertilidad: especialistas explican