Ejercicios de estimulación prenatal en casa

Ejercicios de estimulación prenatal

Aunque parezca extraño, los niños comienzan a aprender incluso antes de nacer, si tienen una buena estimulación. Durante el tercer trimestre, cuando el sistema nervioso del bebé se ha desarrollado y está listo para funcionar, es hora de que las madres realicen ejercicios de estimulación prenatal.

Los ejercicios de estimulación prenatal, además de desarrollar los niveles físicos y emocionales del bebé, también ayudan a desarrollar un vínculo emocional con los padres. Para que estos ejercicios funcionen, es importante que se realicen todos los días.

También es importante no agotar al bebé con exceso. Esta actividad de estimulación prenatal eventualmente se convertirá en una rutina diaria normal.

En este artículo veremos en qué consisten los ejercicios de estimulación prenatal y algunos ejercicios para hacer durante el tercer trimestre. ¿Estás lista? Sigue leyendo.

Tipos de estimulación prenatal

Estimulación motora

Cuando la madre realiza estos ejercicios de estimulación prenatal, ayuda a desarrollar la percepción del espacio y el movimiento del bebé gracias a las diferentes posiciones de la madre.

Estimulación visual

Estos ejercicios estimulan la retina con el objetivo de adaptar al bebé a la luz. Prepara al niño para el ambiente de nacimiento y también promueve su curiosidad y atención.

Estimulación sensorial

Tocarse el vientre durante todo el día es una forma de acercarse físicamente y comunicarse con tu bebé. Puedes hacer ejercicios de estimulación prenatal usando diferentes formas de tocarte el abdomen, como acariciar, frotar o pararte en la ducha.

Estimulación auditiva

Uno de los primeros sentidos que desarrolla un bebé es la audición. Por eso es muy recomendable realizar ejercicios que desarrollen este sentido: escuchar música, hacer diferentes sonidos, hablar con el bebé.

Ejercicios de estimulación prenatal

Meciéndose en una silla: Sentarse en una mecedora y balancearse suavemente con un ritmo definido.

Estar en la tina: Ve a tina e intenta flotar en el agua mientras te mueves suavemente sin sumergirte.

Baila sola o con tu pareja: Tómate un tiempo cada día para bailar. A veces, haz movimientos suaves y giros suaves, y otras veces baila con tu pareja, tocando tu barriga para que tu bebé pueda sentir a papá. Estimulará a tu bebé a nivel motor y sensorial.

Mover una linterna: Enfoca una linterna en el vientre y muévela para que el pequeño pueda seguir la luz.

Aprovecha el buen clima: Cuando hace sol, aprovéchalo y tome el sol durante 5 minutos con la barriga descubierta, ahora durante la cuarentena o aislamiento social, puedes hacerlo parándote frente a la ventana donde se exponga tu barriguita al sol. De esta manera, la luz natural llegará a tu hijo.

Temas: , ,

Panza de embarazada feliz
Te puede interesar:

Importancia de la estimulación prenatal