Estimulación musical prenatal

embarazada

Al desarrollar la percepción del oído, estimulado mediante ciertos sonidos, pueden beneficiarse el aprendizaje y la comunicación, especialmente en los bebés y niños pequeños, así como mejoras en motricidad y problemas de equilibrio.

Experto: Clara Ventura, consultora certificada de Centro Tomatis Chile

Los beneficios de la música y los sonidos son más importantes de lo que podemos llegar a imaginarnos, así como también las funciones del oído. El aprendizaje, el desarrollo, el equilibrio y la motricidad, son algunos de los factores que pueden ser estimulados a través de tratamientos naturales basados en los sonidos.

El sonido es un estímulo que nos acompaña durante toda la vida ya que desde los 4 meses y 1/2 de gestación ya empezamos a oír en el medio acuático. El universo uterino tiene una gran riqueza sonora. Entre los sonidos rítmicos de la respiración, del pulso cardíaco y de la digestión, destaca la voz de la madre que resuena a través de la columna vertebral y la pelvis.

Una de las técnicas que ha estudiado y aplicado el sonido y la música en la estimulación es el llamado método Tomatis, hoy ya en Chile. Se trata de una terapia musical basada en escuchar composiciones de música, filtradas a ciertas frecuencias altas, junto a la voz materna tal como se escucha desde el útero. Es decir, sonidos que resultan relajantes y equilibrantes.

Mediante este método se trata de evitar una relajación de los músculos del oído medio que algunos bebés o niños pueden desarrollar inconscientemente, por ejemplo al bloquear por rechazo ciertos estímulos sonoros.

Tomatis ofrece terapias no invasivas y sin efectos colaterales que alcanzan excelentes resultados en problemas de estrés, fatiga mental, depresión, atención, concentración, motivación, ansiedad y dificultades de comunicación, además de dolencias como autismo, disfasia, retardo global del desarrollo y daño neurológico.

Beneficio de la música

El método Tomatis ofrece a la madre embarazada la posibilidad de vivir un embarazo con una actitud positiva, relajada y en armonía consigo misma, con su entorno y con el hijo que está en su vientre. El programa de estimulación auditiva para las futuras madres está especialmente diseñado para ellas, tiene el propósito de poner a la madre y a su hijo en la misma “onda” por medio de sonidos sin memoria ni carga informativa, son sonidos filtrados, libres, similares a los que escucha el feto.

A través de este estímulo sonoro, que actúa como una vigorosa ducha acústica, mejora la energía de la madre y aumenta su conciencia, lo que le permite superar el stress propio del embarazo. Al cabo de pocas sesiones, el ritmo cardiaco y la respiración se tranquilizan, la pared uterina se relaja proporcionando más espacio al futuro bebé, la madre relativiza sus miedos subjetivos para dedicarse a una relación más personal con su hijo, también se relativizan los problemas ligados al embarazo como cansancio, angustia, aprehensión o cambios bruscos de humor.

Cuando el bebé ha nacido, el tono de voz de la madre y la música clásica siguen siendo un buen estímulo para los pequeños. Cuando ellos ya comienzan a hablar, es bueno que tarareen los cantos o que repitan las palabras que se les dicen.

“Cada bebé tiene su propio potencial y lo que podemos hacer los mayores es abrirle el máximo de puertas posible para que éste se expanda y desarrolle todas las capacidades lo más ampliamente. Enseñar a escuchar, sin duda es un paso importante, y lo debemos hacer a través de todos los medios. Lo mejor para los pequeños es que les estimulemos a través de la música, del juego, del lenguaje, de las caricias, de los colores, además de un trato cercano, íntimo y dirigido en su crecimiento físico, intelectual y emocional”, explica Clara Ventura, Consultora Certificada de Centro Tomatis Chile.

Existen estudios científicos que han demostrado que la música de Mozart tiene influencia en el comportamiento de los bebés, proporcionándoles mayor desarrollo intelectual y creativo, del mismo modo que la voz de la madre o el recuerdo de la vida intrauterina los calma.

Entre los beneficios de estos sonidos (para niños y adultos) se encuentran una mejora en el humor, mayor resistencia al cansancio, mejoras en la capacidad de memoria, de concentración y de creatividad, una sensación de calma tanto intelectual como física.


Relacionados

mujer
Te puede interesar:

Estimulación prenatal para el 1° trimestre