Actividades para bebés de 8 meses

Las actividades de estimulación tienen como finalidad brindarle al bebé, ejercicios que le faciliten el desarrollo de sus potenciales cerebrales y biológicos, además de sus habilidades y sus capacidades. Estas actividades se dan en un entorno armónico, diverso y con muchos estímulos.

Para lograr resultados en tu hijo, solo debes poner en marcha los siguientes ejercicios:

  1. Gateo entre obstáculos: distribuye en el suelo cajas de cartón, sillas, mesas y otros objetos, haciendo caminos hacia la derecha y hacia la izquierda, de modo que si el niño quiere buscar un juguete tenga que gatear entre los obstáculos moviéndose de un lado a otro; puedes repetirlo pero haciendo que gatee por debajo y a través de objetos, o debajo de espacios grandes y, poco a poco por lugares más pequeños para acostumbrarlo a protegerse la cabeza contra los golpes; este ejercicio también le servirá para ejercitar los músculos dorsales.
  2. Subir un escalón: lleva al niño hasta un escalón o a un banco bajo y hazlo subir. Primero veras que se limita a apoyarse con los brazos en el obstáculo, hasta que descubra que tiene que alzar la pierna lo suficiente para apoyar la rodilla y luego subir la segunda rodilla. Le tendrás que ayudar al principio, pero él descubrirá la técnica necesaria para trepar.
  3. Bajar de una altura: en un comienzo, los niños querrán bajarse de un lugar alto con la cabeza por delante, con el peligro de caer sobre ella. A menudo gatean a lo largo de la cama y no se detienen al llegar al borde, entonces debes enseñarle a detenerse cuando llegue al extremo. Colócalo sobre la cama con los pies en el borde: apoya las manos en sus hombros y empújalo poco a poco hasta que toque el suelo con los pies. Repite el ejercicio varias veces ayudándolo cada vez menos, teniendo en cuenta que no se vaya a caer. Pronto aprenderá a darse la vuelta por sí mismo.
  4. Ponerse en pie junto a una pared lisa: después que el niño ha aprendido a ponerse de pie agarrándose de algún objeto, ponlo al lado de un mueble o una pared liza y anímalo para que haga lo mismo, de modo que le sea posible apoyarse, pero no asirse de nada.
  5. Transferencia del peso del cuerpo de un pie al otro: lleva al niño de pie frente a un mueble de donde pueda agarrarse y coloca un juguete a unos quince centímetros a la derecha. Se inclinará hacia él y transferirá todo el peso de su cuerpo al pie derecho para levantar el izquierdo: Cuando haya alcanzado su juguete y jugado con él, coloca un juguete hacia la izquierda para que repita el ejercicio al lado contrario.

Las actividades que planteamos le proporcionan al bebé la experiencia de estar en contacto con su entorno, y con esto a desenvolverse en sus destrezas cognoscitivas, motoras y sensoriales, así como también podrá a lograr autonomía.



mujer y bebé riendo
Te puede interesar:

Ejercicios para bebés de 8 meses