Video: Mi bebé no gatea, ¿es normal?

bebé gateando- ¿Es normal que mi bebé de 1 año no camine?

Todos los padres se sienten orgullosos y esperan con ansias que los hijos empiecen a gatear o caminar, percibiendo el gateado como una parte del desarrollo del bebé que se hace imprescindible, el pediatra Pedro Astudillo nos habla en detalle sobre el tema.

Los bebés  comienzan a gatear generalmente a los 7, 8 ó 9 meses de nacido, aunque no siempre es el caso, muchos bebés aprenden a gatear después de aprender a caminar, por lo tanto, es perfectamente normal que un bebé no gatee en la primera etapa de vida.

En algunos casos el estímulo que se le brinda a cada pequeño en esta etapa, juega un papel muy importante en el desarrollo del gateo, así lo afirma Astudillo: “Si como padres y familiares del bebé lo estimulamos a que gatee, probablemente va a gatear, pero si es un bebé que principalmente lo ponemos de pie, lo tomamos de las manitos y lo estimulamos a que camine, probablemente es un bebé que va a caminar antes de gatear”.

Además, un bebé se da cuenta de que gateando avanza más rápido que caminando, porque perciben que llegarán más rápido hacia el lugar de la casa al que se quieren dirigir, por lo que intuyen cuál es la posición más cómoda para avanzar.

El gateo constituye un gran proceso evolutivo en el desarrollo del niño, porque se necesitan los dos hemisferios cerebrales para coordinar los movimientos de la parte derecha e izquierda de su cuerpo, por eso esta etapa es vital en la vida del pequeño.

Beneficios de gatear antes de caminar:

  • Crea elasticidad en los tobillos y manos.
  • Estimula su campo visual.
  • Establecen el equilibrio y cambio de nivel.
  • Estimula el sentido del tacto.
  • Ayuda al aumento de la resistencia cardiovascular.
  • Favorece la función digestiva.
  • Fortalece la musculatura de la columna.
  • Los músculos estarán más fuertes al momento de caminar.

Recomendaciones para los padres

  • Incentivarlos a moverse, puedes utilizar juguetes para que el niño vaya hasta el lugar donde te encuentras.
  • Ayúdalo a colocarse en la posición de gateo y muéstrale cómo se hace.
  • Bríndales seguridad, si estás en una casa con escaleras, trata de que gatee lejos de ellas o coloca rejillas de seguridad para que no pueda avanzar hacia este lugar, que puede constituir un riesgo.
Temas: , , , ,

obligar a los niños a saludar
Te puede interesar:

¿Cómo actuar si mi bebé no se comporta bien?