Cólicos

recién nacido lactancia

Si tu bebé llora y llora sin razón aparente y tú comienzas a desesperarte al no entender qué le ocurre a tu pequeño, aquí te contamos que lo más probable es que esté sufriendo a causa de los cólicos.


Si bien todos los bebés recién nacidos lloran y se inquietan, el que un bebé sano llore durante más de 3 horas cada día, más de 3 días a la semana durante, al menos, 3 semanas, es un indicio de un trastorno llamado cólico del lactante, el cual es normal y desaparece espontáneamente con el tiempo.

Síntomas comunes

  • Llanto continuo y desconsolado, que incluso se acompaña de alaridos.
  • El bebé aprieta sus puños y pies, recoge sus piernas hacia el estómago y su cara se enrojece.

 

Es la gran preocupación de los padres primerizos, sin embargo, el cólico es un malestar temporal e inocuo. Lo experimentan los bebés desde las pocas semanas hasta los 6 meses. Entre el 10 y el 20% de los bebés sufre de cólicos. Si tu bebé sigue llorando excesivamente una vez pasados los 3 meses, podría tener algún trastorno.

Las causas no se conocen bien. En algunos casos, puede existir algún malestar gastrointestinal. No obstante, en otros pareciera no haber culpable discernible. Ya se les ha dado su papa, se les ha mudado, han jugado con ellos y se les acunó, pero no se calman con nada. Muchas veces ocurren por la noche y llegan a durar 3 horas. Si te pasa esto con tu pequeño, y notas que está sano y no tiene ningún problema, no debes preocuparte, pero sí debes saber cómo tratarlo.

Lo que puedes hacer

  • Lo que debes hacer es tratar de calmarlo.
  • En cuanto a las comidas, hay bebés que son sensibles a los productos lácteos. Si das de mamar, elimina el café y no tomes leche. Si le das mamadera, puedes intentar con la leche de soja para ver si ayuda.
  • Estar atenta a cualquier cosa que pueda incomodarlo. Ofrécele el pecho o la mamadera, ayúdalo a eructar con suaves golpecitos en la espalda, camina con él, ponle música tranquila para que se distraiga. Dale su chupete. También puedes intentar con un baño tibio.

Lo que no hay que hacer

  • No le des medicamentos sin una receta del pediatra.
  • Procura no perder la paciencia. En caso de que sientas que ya no das más, llama a una amiga o al médico.

Características de los bebés con cólicos

  • Tienen un reflejo de succión normal y mantienen un buen apetito, se ven sanos y se desarrollan con normalidad. Acude al médico si notas que tu bebé no tiene apetito o su reflejo de succión no es lo bastante fuerte.
  • Les gusta que los tomen y abracen. Si ves que tu bebé se molesta o incomoda al tomarlo en brazos y no puedes consolarlo de ninguna forma, llama al pediatra.
  • Babean y regurgitan en ocasiones. Si tu bebé vomita y/o está perdiendo peso, acude al doctor, ya que los vómitos no son un síntoma de cólico.
  • Sus heces son normales. Llama al pediatra si tu bebé tiene diarrea o sangre en las heces.

Lo que puede hacer el médico

No existe un tratamiento para el cólico. Tu médico probablemente te asegurará que tu bebé está sano y te dará consejos para calmar a tu pequeño.

Lo que sucede después

La etapa de cólicos remitirá naturalmente. Eres tú la que debe tener cuidados extra. Por ejemplo, intenta dormir cuando él lo haga, aunque en esos momentos quieras hacer otras cosas. Puedes pedir la ayuda de alguien de confianza para que lo cuide 1 par de horas, así tú puedes descansar un momento. Sobre todo, conversa con otros papás que estén en esa situación. Sus experiencias pueden ayudarte sobre cómo comportarse.


proceso de dentición
Te puede interesar:

Paso a paso como se vive la dentición