Tomar o no tomar baños calientes en el embarazo

Existe el temor entre las embarazadas por los efectos negativos del baño con agua caliente. No obstante, este miedo, no debería ser tal, es decir, no si se toman las precauciones debidas.


Las mujeres embarazadas, en especial las primerizas, suelen tener muchas precauciones para que su embarazo no atraviese mayores complicaciones. Es por eso, que piensan muy bien si deben o no, bañarse con agua caliente. Para su tranquilidad, sí pueden hacerlo, pero a cierta temperatura.

Las mamás se preocupan de sus hijos desde que están en sus vientres

Es común que las mujeres embarazadas tengan muchos cuestionamientos sobre la procedencia de tal o cual práctica. Son muy cuidadosas, porque en su interior están portando una vida, lo que no es cualquier cosa. Nada de lo que hagan, pueden tomarlo a la ligera.

Por otra parte, saben muy bien que la higiene es parte de este mismo cuidado que deben tener con su nueva condición. En este punto, el baño siempre ha resultado fundamental, y puede ocurrir que no siempre las mamás sepan que lo son.

Hábitos inadecuados, debido al desconocimiento

En este punto, muchas, antes de saberlo, hicieron cosas que no debían, puesto que no estaban al tanto de condición nueva. Muchas, por ejemplo se tomaron baños calientes sin saber si podían o no.

Así, varias futuras mamás tenían el hábito de darse baños calientes en vez de ducharse. También, otras solían meterse en saunas calientes y de vapor.

Así, es normal que luego, en pleno embarazo, experimenten culpa por el comportamiento del pasado. Pero lo que ya hicieron no puede ser cambiado, sólo tienen que concentrarse en el presente, para pensar planificar el futuro.

Sí, las mamás pueden bañarse con agua caliente

Existe el temor entre las embarazadas por los efectos negativos del baño con agua caliente. No obstante, este miedo, no debería ser tal, es decir, no si se toman las precauciones debidas.

De acuerdo a lo que explican los médicos, las futuras mamás pueden bañarse con agua caliente. Sin embargo, aclaran que la temperatura no puede superar los 37,7 grados. Puesto que las células del bebé pueden resultar dañadas.

Técnicas para no sufrir accidentes con el agua caliente

Hay formas en las cuales la mamá puede determinar la temperatura del agua antes de ingresar a ella. Una manera simple, la constituye, sumergir el pie en la tina. Si es necesario que el pie sea introducido gradualmente, entonces quiere decir que el agua está muy caliente como para sumergirse. En el caso opuesto, si el agua se siente agradable al entrar, la temperatura estará cercana a la del cuerpo.

También, las mamás pueden echar agua caliente sobre el agua fría después. Pueden probar si el agua está bien, tocando levemente la superficie con la yema de los dedos.

Lo importante es que no esté caliente y así, además, las mamás se evitarán quemaduras en su cuerpo.

Uso de productos: permitido

Pero cuando las mujeres se bañan, no sólo lo hacen con agua, sino que usarán jabón, shampoo y aceites para el baño. Muy por el contrario de lo que puedan pensar las mamás, estos elementos no representan un peligro para el bebé.

Esto se explica, debido a que el cuello del útero se encuentra cerrado y por lo mismo, no existe posibilidad de que lleguen hasta el bebé. Debido a lo mismo, tampoco es riesgoso que las mamás tomen los populares baños de espuma.


pareja mujer embarazada antojos en el embarazo
Te puede interesar:

Antojos en el embarazo: Descubre porque se producen