Reflujo gastroesofágico durante el embarazo

Reflujos gastroesofágicos durante el embarazo

Los problemas de reflujos comienzan cuando el músculo que se encuentra al final del esófago no se cierra correctamente, lo que automáticamente provoca que el contenido del estómago regrese hacia el esófago y lo irrite.

Durante el periodo de gestación los reflujos gastroesofágico son uno de los síntomas que con más frecuencia aparecen, esta sensación de acidez o pirosis (regurgitación ácida) pueden ocasionar molestias insoportables en la mujer.

Hablemos de las causas

Las causas de la enfermedad por reflujo gastroesofágico durante el embarazo pueden ser variadas, aunque en realidad no existe un estudio que indique las verdaderas razones:

Unas de las cosas que pueden causar reflujo pueden relacionarse con el aumento del volumen abdominal y los cambios hormonales propios del embarazo, que producen una disminución en la presión del esfínter esofágico inferior. Muchos especialistas creen que las hormonas son las verdaderas responsables de la aparición de este trastorno, ya que su alteración durante el periodo gestacional afecta al estómago de sobremanera, en especial los estrógenos y la progesterona.

¿Cuándo aparecen los malestares de reflujo en el embarazo?

Las mujeres embarazadas pueden sufrir de reflujos durante el primer trimestre de embarazo, pero por fortuna esto tiende a disminuir después del tercer mes de gestación.

¿Cómo saber que estoy sufriendo de reflujo gastroesofágico?

El reflujo puede presentarse de diferentes maneras:

  • Ardor en el estómago.
  • Náuseas y vómitos.
  • Irritación/ ardor de garganta debido a la regurgitación de los alimentos.
  • Indigestión.
  • Sabor ácido y desagradable en la boca.
  • Exceso de salivación.

¿Se puede evitar el reflujo?

El reflujo puede aparecer en cualquier momento durante el embarazo, sin embargo en ocasiones no se manifiesta de forma sufrible. Te damos algunas recomendaciones para disminuir los riesgos de padecer acidez durante la gestación:

  • No consumas alimentos grasientos que puedan afectar a tu estómago entre ellos papas fritas, salsas, embutidos o excesos de dulces.
  • El picante puede convertirse en el causante principal de reflujo, por ello es importante evitarlo.
  • Realiza pequeñas pero frecuentes comidas al día para favorecer el proceso de digestión y evitar así la sensación de reflujo.
  • Evitar ingerir alimentos tres horas antes de acostarse.
  • Llevar una alimentación balanceada, propia de una embarazada.
Temas: , ,

Relacionados

reposo durante el embarazo
Te puede interesar:

¿Cómo sobrellevar el reposo durante el embarazo?