Temores de los hombres que serán padres

Como crear tu propio diario

Enterarse de que serán papás es una de las sorpresas más emocionantes y a la vez más abrumadoras para los hombres.

Experto: Alejandra Yarmuch, sicóloga de Clínica Avansalud

En la actualidad, los padres tienen bastante presencia tanto en el embarazo como en el parto, y eso puede generar temores comunes. A continuación enumeramos algunos.

1. Temor de no ser un buen proveedor

Puede que el hombre se pregunte si será capaz de proteger a su nueva familia y de mantenerla en sentido económico. Claramente la llegada de un bebé implica un cambio en la economía familiar. Y si antes bastaba el sueldo, o eran dos sueldos para dos, ahora puede ser uno para tres. Además, el padre debe poder apoyar emocionalmente a su pareja, ya que la madre experimentará grandes cambios emocionales.

2. Temor a sentirse mal durante el parto

Aproximadamente el 80% de los padres, o más, muestran preocupación por no sentirse capaces de estar a la altura de las circunstancias durante el parto. Temen desmayarse, vomitar o marearse durante la experiencia. Y como la televisión suele reírse de estos temores, puede que se tomen a la ligera, cuando en la realidad existen.

Si, por ejemplo, el padre no tolera ver sangre, puede esperar afuera de la sala de partos. No debe ignorar sus temores, sino procurar manejarlos. Algo que puede ayudar es hablar con otros padres que hayan pasado por esa experiencia, generalmente no se desmayan ni tienen mayores problemas.

3. Temor a la paternidad

A algunos padres les sobrecoge la idea de tener un hijo y no pueden creer que ellos vayan a ser padres. Podrían pensar «Esto es demasiado grande. Ser parte de la creación de la vida es algo monumental. No puedo haber sido yo».

4. Miedo a la mortalidad

Se inicia una nueva vida, pero eso puede hacer pensar en el final. Sobre todo si el padre está acostumbrado a ser el más joven de su generación, es un cambio muy grande saber que hay alguien que te puede necesitar cuando tú ya no estés. Puede comenzar a sentir miedo de morir, cuando se da cuenta que no es inmortal o invencible.

5. Temor por la salud de la mujer o del bebé

Es natural sentirse inseguro respecto al parto, si bien en la actualidad en general todo sale bien. Pero sólo pensar que puede ocurrirle algo a la persona que más queremos, o que puede perder al bebé, es abrumador. Por otro lado, pensar en perder a la mujer y tener que criar al bebé solo puede ser un temor frecuente y causa de ansiedad en los futuros papás.

6. Temor por la relación

Son muchos los hombres que temen que su pareja quiera al bebé más que a nadie en el mundo, y eso altere su relación. Temen ser reemplazados.

Para vencer ese temor, el padre debe participar en la crianza del bebé, quedarse a solas con él y establecer un fuerte vínculo. No debe sentir que sobra. Es más, el padre puede darle al bebé distintas cosas. El bebé busca en la mamá la seguridad, el calor y la comodidad, mientras que en el padre, busca su sentido de libertad y de individualidad, así como su relación con el mundo.

7. Miedo de los exámenes médicos

A los hombres les cuesta sentirse cómodos con el ginecólogo o el obstetra. Para ellos, las salas de hospitales no son algo cómodo, y pueden cohibirlo un tanto. Además, los hombres no saben mucho sobre el sistema reproductivo de la mujer; por lo que cuando lo ven por primera vez, pueden sentirse abrumados.

Para estar preparado, es bueno participar en las decisiones como pareja sobre el tipo de cuidado de la madre y el bebé, el plan de nacimiento, etc. Si el padre tiene un papel bien definido, podrá despejar esos temores.

Todos estos temores son absolutamente normales y esperados y la mejor manera de manejarlos es compartiendo la experiencia con otros que estén viviendo o hayan vivido la misma situación.

De todas maneras, una vez que la guagua nace, la realidad se encarga de guiar a los padres para desempeñarse de la mejor manera posible.


Dr Jorge Sandoval nos platica sobre la caida del cabello en el embarazo
Te puede interesar:

La posibilidad de sufrir un ictus aumenta en mujeres embarazadas