Hepatitis C durante el embarazo ¿cómo saber si puedo contagiar al bebé?

La Hepatitis C es transmitida por un virus y afecta principalmente al hígado. Por tratarse de una enfermedad infecciosa llega a provocar Hepatitis aguda que por lo general es asintomática, sin embargo, de no ser tratada a tiempo, la infección se convierte en crónica y llega a producir serias lesiones en el hígado que con el tiempo se convierte en cirrosis.

Esta enfermedad infecciosa, se contrae por el contacto con la sangre «contaminada», por muy mínimo que sea. La transmisión puede ser a través de transfusiones de sangre no testadas previamente, inyecciones vía intravenosa con instrumento médico no esterilizado o adquirirla en lugares de salud con un bajo nivel sanitario.

Este virus también puede ser transmitido al feto durante la gestación, si la madre lo padece, no obstante, es importante resaltar que la Hepatitis C no se contagia mediante la leche materna, ni por agua, tampoco por abrazar o besar a una persona que la padezca.

Recientemente en una estadística publicada por el Gobierno de los Estados Unidos sobre los casos de Hepatitis C, estima que existen entre 130 y 170 millones de personas en el mundo infectadas con este virus. Asimismo, en un artículo publicado por el portal WebMD informó que en los últimos 5 años los casos se han triplicado. Arrojando como principal causa el abuso de drogas inyectadas.

El Dr. Jonathan Mermin declaró para WebMD «debemos llegar a las comunidades más afectadas con una serie de servicios de prevención y tratamiento que pueden diagnosticar a las personas con hepatitis C y vincularlas al tratamiento. Esta amplia gama de servicios también puede prevenir el uso indebido de medicamentos recetados y, en última instancia, detener el uso de drogas».

Síntomas presentes en una infección aguda:

-Fiebre.

-Vómitos.

-Náuseas.

-Inapetencia.

-Ictericia (coloración amarillenta de la piel y ojos).

-Dolor abdominal.

-Orina oscura.

-Cansancio excesivo.

Manera de contagio de hepatitis C

Se puede contraer hepatitis C:

  • Usando instrumentos médicos con mala esterilización.
  • Al pincharse alguna parte del cuerpo con una aguja con sangre infectada.
  • Compartiendo agujas para inyectarse drogas o sustancias adictivas y nocivas para la salud.
  • Por utilizar cepillos de dientes o cuchillas de afeitar que estén contaminados.
  • Mediante la gestación.

Tratamiento para la hepatitis C

Hasta ahora el tratamiento más efectivo, realizándolo de la forma correcta se basa en la complementación de interferón por vía subcutánea junto con el antiviral llamado ribavirina.

Tratamiento de hepatitis durante el embarazo

Durante la gestación lo idea es minimizar y controlar las complicaciones y el daño hepático, según sean las indicaciones del médico de cabecera. Durante el embarazo no se puede administrar a las mamás antivirales como ribavirina o interferón, estos afectarían directamente al feto.

En este caso, la placenta evita el contagio al bebé, que pudiera presentarse durante el parto o posteriormente. El tipo de parto (natural o por cesárea) no se relaciona con el incremento o disminución de la transmisión del VHC al bebé.

 

Temas: ,

mujer embarazada recibe pinchazo para extraer sangre
Te puede interesar:

¿Puedo donar sangre si estoy embarazada?