Risa y sonrisa de tu bebé

risa

Una vez que se ha creado un lazo emocional entre el bebé y su madre, hay otra forma de comunicación que es la sonrisa y la risa del pequeñito. Si bien el llanto llama la atención, tu pequeño buscará otra manera de hacerlo, solo para tener cerca a sus papitos. Estas son un acto voluntario que muestra afectividad durante los primeros meses.

El ser humano es el único personaje que les sonríe a sus padres. Las mamás responden de forma innata a este gesto. Es imposible no ver la satisfacción cuando un niño sonríe. En un año, tu pequeño hablará con su madre y puede seguir ocupando su sistema de comunicación que son sus sonrisas.

La sonrisa dura toda la vida y tu pequeño puede mostrar tres tipos de ellas:

  • Sonrisa refleja: Aparece al tercer día y dura un mes aproximadamente, es una sonrisa fugaz.
  • Sonrisa general: Suele mostrarse a las cuatro semanas. Se ilumina el rostro y brillan los ojos.
  • Sonrisa específica: Es cerca de los seis meses y es selectiva. Tu pequeño ha aprendido a distinguir los rostros familiares.

La risa libera endorfinas al flujo sanguíneo y es un analgésico natural. Se ha demostrado que la risa disminuye la presión sanguínea, favorece el sistema inmunológico y reduce el estrés. La risa voluntaria en los bebés surge cuando sus padres juegan con ellos entre el cuarto y quinto mes.

Si hacen algo que al bebé les guste, lo vuelve a hacer hasta que se ríe otra vez. Si se repite más veces este sonido se convierte en algo alegre y balbuceante.

Acciones que dan risa

Una acción que da mucha risa es el sonido de la “pedorreta” sobre el cuerpo del bebé. Además puede provocar la risa cuando hay gestos. Los bebés también responden con risa cuando el papá o mamá hacen cosas con las manos y se las esconden rápidamente.

La risa suave de los niños va en evolución hasta llegar a una escandalosa. Este tipo de sorpresa no le causa ningún dolor a tu pequeño, por ello se repite varias veces esta acción. Con el tiempo el aprenderá a ir manipulando sus acciones, vocalizaciones y lenguaje corporal. Desde ahora tu pequeño va a querer estar presente en todos los juegos.


Te puede interesar:

Consejos para dar mamadera en casa