¿Por qué cambia el tono de piel del bebé?

Por qué cambia el tono de piel del bebé

Algunas madres primerizas se sorprenden cuando ven que la piel de sus hijos va cambiando la tonalidad, cuando en realidad es normal que el tono de la piel del bebé recién nacido cambie con frecuencia, ya que se tiene que estabilizar.

Pero ¿Por qué sucede realmente esto?

La primera vez que veas a tu hijo notarás que su tono de piel es entre rojo y morado con una sustancia blanquecina por encima (ésta es la vérnix, una capa de grasa que ha protegido su cuerpo durante el embarazo y que se reabsorbe sola a los dos o tres días del nacimiento).

  • Piel morada después de nacer

El color amoratado se debe al esfuerzo que ha realizado para nacer, pero desaparece en las horas siguientes, hasta dar lugar a un tono rosado. En algunos casos, el bebé puede seguir teniendo amoratados los pies y las manos, debido a que la circulación sanguínea todavía no está bien establecida, pero este color debe corregirse en cuanto cumpla sus primeras 24 horas de vida. Hay que tener presente que si no desaparece el color morado debes consultarlo con el médico.

  • Tiene las manos y los pies azulados

Cuando veas por primera vez a tu hijo tras el parto te sorprenderá su color: rojo amoratado y con una sustancia blanquecina por encima (ésta es la vérnix, una capa de grasa que ha protegido su cuerpo durante el embarazo y que se reabsorbe sola a los dos o tres días del nacimiento).

  • Piel amarilla

Sucede entre el segundo y el séptimo día de vida. Se debe a la ictericia, que es la acumulación de un pigmento amarillo (bilirrubina) en la sangre. Para solucionarlo basta con exponer al niño a la luz solar 10 minutos al día. Si no mejora, ve al pediatra.

En todos los sacos, si el color persiste es importante consultar con un médico.

 

Temas: , ,

Relacionados

cada hijo es único e irrepetible
Te puede interesar:

Lo que hace tan especiales a los hijos para sus mamás y papás