Desarrollo del niño en el primer año de vida

Desarrollo del niño en el primer año de vida

Después del nacimiento de tu hijo, sigue una cantidad impresionante de pasos del desarrollo del niño en el primer año de vida. En muy poco tiempo, tu bebé adquirirá innumerables habilidades que representan verdaderos hitos en su desarrollo.

Por ejemplo, para su primer cumpleaños podrá moverse de manera independiente, expresar su voluntad y comprender hasta 100 palabras.

Todos los sentidos ya están ahí

Tan pronto como nace, tu hijo comienza a controlar de forma independiente importantes funciones corporales, como la respiración y la circulación, pero también la digestión y la temperatura corporal. Esta adaptación por sí sola es extremadamente exigente para el nuevo bebé. Pero un recién nacido puede hacer mucho más.

Todos los sentidos ya son funcionales en tu niño sano, por lo que ya puede ver, oír, saborear y oler. Tu pequeño hará un uso intensivo de su sentido del tacto, especialmente durante el desarrollo del niño en el primer año de vida. Busca de forma intuitiva estímulos sensoriales como el contacto físico, las caricias y el calor.

Gradualmente, los sentidos se desarrollan de manera diferente. Por ejemplo, si después del nacimiento tu bebé distingue principalmente entre la luz borrosa y los contrastes oscuros y solo ve una distancia de aproximadamente 25 cm, verá en tres dimensiones, reconocerá objetos e incluso distinguirá colores y formas aproximadamente para su primer cumpleaños.

Poco después del nacimiento, los bebés también saben si la voz tranquilizadora de su madre les está hablando a ellos o a un extraño. Ya escuchaste la voz de mamá en tu estómago. ¡El desarrollo del niño en el primer año de vida progresa rápidamente!

Comienza con patadas y termina con el primer paso.

Al principio, un recién nacido es completamente indefenso y sedentario. Pero eso cambiará rápidamente. Comienza a patear y agitar los brazos. Poco a poco, tu bebé podrá controlar mejor estos movimientos. Alcanzará rápidamente hitos reales, como levantar la cabeza por sí solo, alcanzar cosas de manera específica o rodar desde la espalda hasta el estómago por sí solo.

Un paso importante del desarrollo del niño en el primer año de vida es sentarse solo, seguido más tarde por gatear y gatear o dando vueltas en círculos. No es raro que incluso los bebés logren dar el primer paso solo al final de los 12 meses sin la mano firme de sus padres.

Tu hijo ha reconocido previamente que puede levantarse de las patas de las sillas o de las mesas. Los padres a menudo se sienten abrumados por la rapidez con la que su pequeño protegido aprende cosas nuevas.

Desarrollo del niño en el primer año de vida

La primera sonrisa, la primera papilla, el primer diente. El primer año de vida es particularmente emocionante para los padres y el niño porque muchas habilidades se ponen a prueba por primera vez. La mayoría de los padres recuerdan muy bien cuando su bebé les sonrió por primera vez o cuando salió el blanco del primer diente de leche después de semanas de lloriqueo.

Después de doce meses, el bebé ha logrado adquirir muchas habilidades. Al principio solo se puede entender con gritos, luego se agregan balbuceos que se convierten en sílabas como «lalala» o «dududu» y alrededor del primer cumpleaños la palabra «mamá» o «papá» de la boca del bebé llena el corazón de los bebés padres con orgullo.

Diversas experiencias se construyen unas sobre otras

Si tu hijo no ha podido sostener nada hoy, en unas pocas semanas alcanzará la cuchara para su papilla. A medida que adquiera experiencia, se basará en ella para adquirir y refinar nuevas habilidades.

La curiosidad infantil apoya este proceso de una manera maravillosa. Por ejemplo, muchos objetos se ponen en la boca (la fase oral) y se palpan, palpan y exploran después de que el niño ha aprendido a agarrar.

Si al bebé inicialmente le resulta muy difícil sostener cosas después de que el reflejo de prensión haya disminuido, cuando el bebé tenga ocho meses de edad, incluso podrá recoger objetos delicados con el pulgar y el índice en el agarre de pinza.

«Mira, mira, ¿dónde estoy?»: otros pasos importantes del desarrollo del niño en el primer año de vida

No sólo los sentidos, la motricidad o el lenguaje se desarrollan rápidamente en el primer año de vida. Tu bebé aprenderá a clasificar los sentimientos, desarrollará un ritmo circadiano y hará importantes avances cognitivos. Reconocerá que los objetos o las personas todavía están allí, incluso si ya no están dentro de su campo de visión.

¿Qué sucede si coloco la manta de bebé sobre el auto o deslizo el auto debajo del armario? Las conexiones entre los hechos excitan al bebé. ¡Luz encendida – luz apagada! ¡Fascinante! Durante el primer año de vida, los bebés desarrollan intenciones de perseguir. Por ejemplo, alrededor de los 9 meses, podrá darle cuerda a la caja de música porque quiere escuchar música.


Diarrea en niños
Te puede interesar:

Medidas a Tomar si un Lactante Tiene Diarrea