¿Cómo mantener al bebé caliente durante el invierno?

Cómo mantener al bebé caliente durante el invierno

Todas las madres desean que sus hijos se sientan cómodos durante la temporada de invierno. Pues sabemos que los bebés no cuentan con la masa corporal necesaria para mantener la temperatura ideal del cuerpo. Los especialistas aseguran que es vital que hagamos todo lo posible para que se sientan bien calientitos, es decir con el calor necesario que debe tener el cuerpo humano para no caer en una enfermedad producto del frio. Te brindamos algunos consejos que podrán ayudarte a mantener a tu bebé calientito y feliz.

Esto significa poner una chaqueta o abrigo, sombrero, guantes, medias, pantalones largos y una camisa de manga larga sobre el bebé. Sin duda, esto lo hará estar calientito aunque parezca que todas esas prendas sobre él les molesten.

  • Envuelva a su bebé en una manta cuando no está en sus brazos

Cuando está en el asiento de seguridad en su coche o en un cochecito es necesario cubrirlo bien con una manta. Puede utilizar mantas de lana, mantas de algodón o mantas de franela para este propósito. Sólo asegúrese de que está recibiendo suficiente aire para respirar.

  • Ventilar la habitación

Es suficiente con ventilar la casa durante diez minutos y en caso de ser posible es mejor ventilar en un momento del día en que la temperatura de la calle es más agradable, por ejemplo, al mediodía. Evita ventilar la casa a primera hora de la mañana.

  • Baja la persiana antes de que llegue la noche

Baja la persiana de la ventana en cuanto empieza a oscurecer porque así también, la sensación de calor es mayor. En caso de bajar las persianas al anochecer, la frialdad en los cristales ya será palpable.

  • Utiliza cortinas gruesas              

Las cortinas son una de las principales formas de proteger tu casa de la pérdida de calor a través de las ventanas. Usar cortinas con un forro térmico es una opción relativamente barata y que al final te ayudará a resolver el problema.

Temas: , ,

cuentos para dormir
Te puede interesar:

La hora de dormir: Inventar cuentos para nuestros pequeños