Los sentidos de los bebés, como exploran el mundo.

sentidos bebé

Conocer cómo percibe el bebé todo lo que lo rodea te permitirá estimularlo de la mejor manera para que su desarrollo sea óptimo y potencie al máximo su sensibilidad.

 

El sentido de la vista

Al nacer, este sentido no está totalmente desarrollado, pero el bebé es capaz de reconocer el rostro de su mamá al amamantarlo. Esto permite que todos los otros sentidos trabajen juntos para crear un vínculo especial contigo.

Al principio es posible que vean en blanco y negro, pero gradualmente irán identificando otros colores. Al cumplir 3 meses distinguen los colores vivos como el rojo, verde, amarillo y azul. Notarás que le llaman la atención los colores que vea en sus juguetes, sus libros o la casa.

En esta etapa empiezan a explorarlo todo con la mirada, por lo que sacarlo de paseo es su mejor panorama.

El sentido del tacto

Los bebés adoran las caricias y el contacto piel con piel. De esta forma se sienten protegidos y relajados. Es primordial tomarlo con cuidado, sosteniendo muy bien su cabeza.

Con el tiempo, el bebé dejará de recibir cariño pasivamente, sino que comenzará él a acariciar y tocar todo lo que tenga a mano (y probablemente a echarse todo a la boca). Le agradará mucho que le proveas diferentes texturas para tocar. Otra cosa que le dará mucho placer son los masajes y las cosquillas.

El sentido del gusto

Su primer menú será la leche materna, la que puede adquirir diferentes sabores dependiendo de lo que la mamá coma.

Desde el mismo vientre el bebé es capaz de experimentar sabores a través del líquido amniótico, por lo que desde muy temprano adquirirá gustos referentes a comidas.

En cuanto mejore su motricidad gruesa, empezará a meterse todo lo que pille en la boca, por lo que sentirá otros «gustos». Procura que todo esté limpio.

El sentido del oído

Los primeros sonidos que el bebé siente son transmitidos al útero; por ejemplo, tus latidos y las voces de su familia. Una vez afuera, los ruidos se amplifican.

El bebé es sensible a ruidos fuertes que pueden asustarlo. También se tranquiliza con sonidos que puede reconocer, como la voz de su familia, las canciones o nanas, los cuentos, etc.

Es muy importante que estimules el lenguaje en el bebé, hablándole desde que nace y creando “conversaciones” mientras juegas con él.

 

El sentido del olfato

Se ha dicho que en el interior del útero el bebé ya tiene alguna experiencia olfativa. Al nacer, reconoce el olor de su mamá, incluso en la oscuridad. Esto se debe a las partículas químicas que existen en el aire y que estimulan al pequeño, permitiéndole entender el ambiente que le rodea.

Los bebés prefieren los aromas suaves y dulces, evitando aquellos muy intensos. No es recomendable usar perfumes fuertes ni desodorantes ambientales, ya que le pueden molestar. A medida que crezca, aguantará otro tipo de olores como los de las comidas, de la naturaleza o de lugares públicos.

 

Como has podido ver, el bebé percibe mucho más de lo que podrías pensar. Desde pequeñito comienza a asimilar los espacios visualmente y a través de los sonidos, sabores, texturas y aromas. Mientras más lo estimules, más conocerá del inmenso mundo que lo rodea.


Picaduras de insectos en niños
Te puede interesar:

Tipos de picaduras de insectos y cómo aliviarlas