Enfermedades en los gatos: cómo cuidar a nuestros felinos

Gatos y niños

Los gatos son animales elegantes  que algunas familias adoptan como sus mascotas preferidas. Tener un amigo peludo en casa es algo maravilloso para cualquier bebé y afortunadamente a la mayoría de los gatos también les gusta la atención que un pequeño presta sobre ellos.

Los niños pueden vivir y jugar con los gatos a las mil maravillas (siempre y cuando el pequeño no presente alergias), y con la condición de que ambos se respeten; proteger a nuestras mascotas es algo fundamental, conoce las enfermedades que pueden sufrir los felinos para así prevenirlas.

Los beneficios de una mascota en casa

Crecer con una mascota ayuda a percibir el mundo de una manera distinta, pues son una fuente de amor, lealtad y nobleza indefinida. A su lado, los pequeños pueden aprender valores como la responsabilidad, compasión y paciencia. Convivir con una mascota desde tempana edad contribuye al desarrollo social, por ello, es importante darles el cuidado que se merecen.

Tres enfermedades que puedes presentarse en los gatos

  • Virus de inmunodeficiencia felina (FIV)

El gato doméstico es una de las especies susceptible a este virus. Cuando el felino se infecta, después de un prolongado periodo latente asintomático que se extiende durante años, la pérdida de los linfocitos T origina este síndrome de inmunodeficiencia, que se caracteriza por infecciones crónicas y recurrentes durante toda la vida, y causa por último la muerte.

Puede tener alto riesgo y alta incidencia en gatos con libre acceso a los exteriores, no castrados o expuestos a gatos callejeros. Se puede transmitir porque este virus se suelta en la saliva a través de contaminación directa o por mordidas durante las peleas por el territorio.

  • Toxoplasmosis

Es una enfermedad clínica causada por una infección extrema de toxoplasma gondii, un parásito capaz de infectar a los animales de sangre caliente, incluyendo a los humanos. No obstante, está asociado con los gatos porque el parásito solamente utiliza el intestino del felino (gatos salvajes o domésticos) para multiplicarse y poner huevos.  Aunque las infecciones de toxoplasma son relativamente comunes, rara vez se desarrollan en la enfermedad toxoplasmosis.

No existe una vacuna contra la infección por toxoplasma o para la toxoplasmosis, pero sí existen tratamientos.

  • Las dermatofitosis

Son infecciones fúngicas superficiales de la piel, causadas por hongos que viven y se multiplican dentro de la piel y dentro de la queratina del pelo y las uñas. También, se le denominan tiñas. Son la causa más frecuente de infecciones cutáneas en el gato y pueden ser contagiosas para el hombre.

Los gatos se contaminan por contacto directo con un animal afectado, también en el medio ambiente a través de esporas, o se contaminan con utensilios de limpieza, como cepillos, peines, collares, juguetes y jaulas de transporte.

Se puede evitar una infección por hongos con el hábito de limpieza, aumentando la hidratación cutánea y la maceración de la piel.

Recomendaciones

  • Es importante mantener una higiene adecuada en el hogar.
  • Si los padres observan alergias en la piel de un bebé, debe consultar con el pediatra o alergólogo de inmediato.
  • Los gatos deben ser examinados cada cierto tiempo por un veterinario.


Relacionados

Útero tabicado
Te puede interesar:

Útero tabicado