Inicio > Nutrición > Hierbas y té en el embarazo

Hierbas y té en el embarazo

¿Sabías que el té impide la absorción de calcio y hierro, por lo que se recomienda suspenderlo durante el embarazo? Las hierbas y los tés, por más sanos o naturales que sean, producen efectos en el organismo, por lo cual debes aprender cuáles puedes tomar o evitar durante la gestación.

Experto: Nicole Levy, nutricionista de Clínica Ciudad del Mar

 

Aunque para nosotros sea tradicional usar té de hierbas y considerarlas inocuas, las hierbas son muy poderosas, ya que son la base de muchos medicamentos. Algunos de los tés y remedios caseros pueden causar problemas durante el embarazo y la lactancia, especialmente si se toman en exceso. El que conozcamos la hierba no quiere decir que sea inofensiva para el bebé. Una conocida hierba para la indigestión podría causar contracciones en el útero e incluso generarle algún daño al bebé.

“Sí, es cierto que algunas hierbas pueden causar aborto dependiendo de la semana de gestación. Incluso consumirlas en semanas donde el embrión está más desarrollado y maduro, pueden estimular las contracciones y llevar a parto prematuro”, explica la nutricionista de Clínica Ciudad del Mar, Nicole Levy.

Infusiones seguras e infusiones inseguras

No existe una regulación específica para los tés de hierbas o infusiones, pero se considera que la mayoría de las hierbas que se usan en la cocina son seguras en infusiones. Por ejemplo, el té de jengibre, flor de lima, menta, cebada tostada, escaramujo y tomillo son, en general, inofensivos en cantidades moderadas durante el embarazo o el amamantamiento. Sin embargo, se recomienda no beberlas en cantidades excesivas, pues podría causar problemas a ambos.

El jengibre, concretamente, sirve para combatir las náuseas del primer trimestre del embarazo. Se puede tomar como té (vertiendo agua caliente sobre las raíces frescas), en cápsulas o en tinturas. Incluso un refresco de jengibre (Ginger Ale) puede ayudar. Puedes ingerir 1000 mg al día o también una taza de té de jengibre, cuando sientas náuseas.

Hierbas que no son seguras

Entre las que pueden estimular el útero y producir un aborto, están:

  • Anís
  • Gatera o nepeta
  • Consuelda o sinfito
  • Popotillo o canutillo (Ma Huang)
  • Muérdago
  • Manzanilla
  • Flor de jamaica (hibisco)
  • Marrubio o masto
  • Té de labrador
  • Hierba Luisa
  • Raíz de regaliz
  • Estafiate
  • Poleo
  • Hinojo
  • Romero
  • Salvia
  • Sasafras
  • Ortiga
  • Vetiver
  • Milenrama

 

Estas hierbas no se deben tomar como tés, infusiones ni remedios durante el embarazo y la lactancia

La nutricionista de Clínica Ciudad del Mar agrega que “la ruda, verbena, tarraguillo, perejil, e hinojo, en altas concentraciones, pueden ser perjudiciales durante el embarazo por lo que se recomienda no consumirlas durante este periodo. Tampoco se debiera ingerir té verde y rojo, los cuales tienen propiedades estimulantes por lo que pueden provocar aborto o contracciones tempranas durante el embarazo”.

Otro tipo de té con el que hay que tener cuidado es el té de hojas de frambuesa. Éste se recomienda como un tónico uterino y algunas matronas lo usan para ayudar en el parto. Sin embargo, sólo debe usarse en las últimas 6 semanas del embarazo, y siempre con el visto bueno de tu médico. Para hacer té, vierte una taza de agua hirviendo en un recipiente que tenga dos cucharaditas de hojas de frambuesa y déjalo reposar unos 15 minutos. Puedes tomar entre 2 y 3 tazas al día.

“No se debe dejar de mencionar que el té se considera “quelante” lo que significa que impide la absorción de calcio y hierro por lo que también se recomienda suspender su consumo durante el embarazo”, agrega la especialista.

Con respecto a los alimentos condimentados con hierbas, como el romero y la salvia, puedes ingerirlos, porque las cantidades que se usan en las comidas son mucho más pequeñas que las que se usan en tés. De hecho, el proceso de hervir las hierbas en una infusión y de dejarlas reposar concentra los químicos en las hierbas.

Hay otras razones para evitar ciertas hierbas que se usan en tés. La esculetaria, consuelda o sinfito, raíz de kava, aspérula y valeriana, pueden dañar el hígado. La coca, conocida como mate de coca, contiene pequeñas cantidades de cocaína. La lobelia contiene nicotina. El mate puede contener tanta cafeína como el café. Ninguna de estas hierbas debe tomarse durante el embarazo o la lactancia.

Té de hierbas seguro

Si te gustan los tés de hierbas, aléjate de los ingredientes que no sean seguros o que no conozcas. Es mejor que crees tu propia infusión. Añade miel, raspadura de corteza de limón, canela o clavos de olor al agua hervida o al té negro o té verde descafeinados. Jamás utilices una planta a menos que estés 100% segura de que puedes tomarla sin riesgos durante el embarazo.

Hay tés que venden para embarazadas. Pero debes tener precaución. Aunque los fabricantes de estos tés para el embarazo promueven sus productos como sanos para las futuras mamás, no está comprobado clínicamente ni están regulados sus ingredientes. De hecho, los tés para el embarazo generalmente incluyen hojas de frambuesa, hoja de hierba Luisa, ortiga, alfalfa, semilla de hinojo, escaramujo y cedrón. Como ya mencionamos, no todas estas hierbas son seguras durante el embarazo, pues pueden provocar incluso un aborto.

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV