Signos que indican que es tu segundo embarazo

manejar el segundo embarazo

Prepararse para darle la bienvenida al segundo hijo o hija es muy gratificante, todos los embarazos están cargados de felicidad y amor, sin embargo cuidar de dos niños puede causar en la madre un estrés notable, debido a que nuevamente vivirá un cambio en la rutina a la que se había adaptado con su primer hijo.

Convertirse en madre por segunda vez hace en la mayoría de los casos que la mujer se sienta con gran ventaja, por el hecho de que confía más en su experiencia, habilidades e instintos; lo contrario al primer hijo, cuando todo era novedoso, desde los síntomas del primer trimestre, el parto y hasta los cuidados posteriores, ni hablar de la crianza del pequeño; situaciones que estaban cargadas de miedo ahora pueden lucir mucho más sencillas.

6 cosas que cambian con el segundo embarazo:

  • Las celebraciones

Con la llegada del primer bebé, las parejas, familiares y amigos celebran este momento de forma única, con la llegada del segundo hijo los familiares o amigos tienden a no tener el mismo interés, pero esa no es razón para dejar de celebrar, al contrario, comunícales el júbilo que produce en ti la noticia del segundo bebé.

  • Guardar los mejores momentos

Las madres primerizas desde que se encuentran embarazadas, por lo general tratan de guardar todo muy bien, cuando nace el bebé desean registrar cada detalle, algo que generalmente cambia en el segundo embarazo, ¡Que no sea tu caso!

  • Leer menos

En el primer embarazo la mujer trata de documentarse de la mejor manera para estar preparada al momento del nacimiento, pero quién dijo que todos los embarazos son iguales, también podrías leer y aprender más cosas en el segundo embarazo, ¿cierto?

  • La lactancia

La lactancia con el primer hijo es algo necesario, de hecho muchas madres añoran este momento pero en muchas de ellas la experiencia causa traumas y heridas en el pezón que provocan un rechazo del amamantamiento del segundo bebé. ¡Busca ayuda!

  • La atención

Con el primer bebé, la madre no esperaba a que el pequeño emitiera el primer llanto cuando ya estaba sobre él dándole atenciones, con el segundo pueden cambiar las cosas, porque las mamás están más conscientes de lo que el bebé quiere transmitir.

  • Organización

Ya en casa no hay un solo niño, lo que puede dificultar las horas y el tiempo, por ejemplo, si una madre está atendiendo a los dos hijos sin ayuda las horas de las comidas podrían correrse unos minutos más. Por eso es importante organizar tu tiempo en base a las necesidades de los tres.

Tener otro bebé en casa, implica una serie de responsabilidades y escenarios nuevos que se deben aprender a equilibrar, los hijos siempre van a representar un amor incondicional, el amor por los hijos se repite en las mismas condiciones, aunque no a veces en las mismas situaciones, pero el amor es igual y lo vas a comprender en el momento en que logres colocar en la balanza tus tareas con las necesidades de tus bebés y tu vida.



Relacionados

Te puede interesar:

Una mujer se queda embarazada dos veces en 10 días habiendo mantenido sólo una relación sexual