¿Deberíamos dejar de hablar del cuerpo “pre – embarazo”?

cuerpo pre embarazo

El embarazo es una etapa llena de preguntas, muchas tienen respuesta pero otras están más relacionadas con lo que los otros piensen, sobre todo con la industria del espectáculo recordando a las mujeres que pueden tener un cuerpo delgado y firme a los pocos meses de haber dado a luz. ¿Qué pasa cuando las mujeres en periodo de gestación y post-parto se dan cuenta que las cosas no son físicamente como esperaban?

A medida que el embarazo va avanzando, van viviéndose cambios importantes en la mujer que habitualmente se hacen más visibles, entre ellos el aumento de peso, que hasta el día de hoy, es uno de los temas que más preocupa a las futuras mamás, más aún cuando están acostumbradas a verse físicamente saludables y en forma.

Pensar cómo queda el cuerpo después del parto no es lo más apropiado, enfócate en disfrutar cada etapa del embarazo y evita hacer comparaciones con la que eras antes de embarazarte, si bien es cierto que muchas desean perder el peso ganado; es más positivo querer recuperar la capacidad física y de hecho, mejorarla, a querer volver a ser la que “eras”. Si consideras tu cuerpo como un templo, entonces te encargarás de alimentarlo y cuidarlo de la forma más saludable, sin abusos. Evita reprocharte cuando las cosas no funcionen como esperabas, experimentas un proceso mágico y milagroso, ¡vívelo!

Nunca es tarde para los cuidados de tu cuerpo, así que no permitas que las características físicas perjudiquen tus emociones, la clave de un buen cuidado está en hacer lo que puedas hacer, en el tiempo necesario y con una intensidad precisa; todos los cuerpos son diferentes.

  • Hacer cardio es el inicio de tu cuidado, al terminar tu etapa post-parto, asegúrate de hacer rutinas de ejercicios, si es necesario incluir a tu bebé, hazlo. Algunas opciones incluyen salir a caminar a paso medio, sin exigirte demasiado, es ser saludable no una competencia.
  • Comer de forma saludable, evitando grasas, primero porque afecta al recién nacido en la lactancia y segundo porque puede contribuir en el aumento de peso.
  • Es importante que mientras te encuentres en periodo de gestación, no rascar la piel con tus uñas, ya que esto contribuye a la aparición de las estrías, perjudicando tu cuerpo de forma temporal o permanente.
  • Utiliza cremas o aceites naturales antes y después del embarazo, preferiblemente recomendado por tu médico, para que sirva de ayuda en el cuidado de tu piel, sobre todo en el estiramiento de esta.
  • Realizar algunos ejercicios en el embarazo, también ayuda a mantener un buen estado físico después del parto.

Tener tu cuerpo “pre-embarazo” significa no vivir la experiencia del embarazo, cámbialo por un querer recuperar la resistencia física y poco a poco perder el peso, porque ese cuerpo es el que te ha ayudado o ayudará a traer a tu pequeño al mundo.

Temas: , , , ,

comer durante el embarazo
Te puede interesar:

Comer durante el embarazo: lo que debes saber