Inicio > Embarazo > Ecografías del embarazo

EcografíaEcografías del embarazo

Es considerado un examen de rutina, sin embargo, permitirá con exactitud verificar el desarrollo de tu hijo y controlar posibles amenazas.

Experto: Jorge Gutiérrez, jefe de la Unidad de Medicina Materno-Fetal de la Clínica Indisa y el Hospital San José

 

Un examen que permitirá, mejor que ningún otro, conocer la anatomía y el bienestar de tu bebé, durante su estadía en tu vientre, son las Ecografías. En Facemamá te ayudamos a aclara todas tus dudas respecto a ellas.

¿Qué son y para que nos sirven?

La ecografía obstétrica o ultrasonido, es un examen imagenológico que utiliza ondas sonoras, imperceptibles para nuestro oído y sin riesgo para tu bebé, ya que no se ha determinado efecto nocivo de estás sobre el feto en desarrollo.

El doctor Jorge Gutiérrez Pinto, Jefe de la Unidad de Medicina Materno-Fetal de Clínica Indisa - Hospital San José, explica que “el examen ecográfico permite saber si el bebé está sano y si tiene el peso y desarrollo que le corresponde a su edad. También establecer la “amenaza de parto prematuro” mediante el examen del cuello uterino, la placenta previa, alteraciones en la cantidad de líquido amniótico y anomalías del cordón umbilical”.

Asimismo, destaca la posibilidad de detectar la presencia del Síndrome de Down, Edwards y Pateau. “Por medio de la adecuada interpretación de otros hallazgos ecográficos, es viable identificar una cardiopatía congénita compleja. A una edad estacional intermedia, ya están formados los brazos y piernas, la pared abdominal, el cráneo y la columna del feto, por lo que es posible también diagnosticar anormalidades de estas estructuras”, agrega el especialista.

Frente a la ecografía por primera vez

Es tu primer ultrasonido. Llegas a la consulta y antes de empezar, la enfermera o matrona, probablemente te dirá “Póngase la bata abierta para atrás y sin su ropa interior, por favor”. La expresión de tu cara cambiará a asombro y pensarás rápidamente “¿Por qué me debo sacar la ropa interior si me van revisar el vientre?”.

Tranquilas. Al inicio del embarazo se realizan las llamadas “Ecografías Transvaginales”. Es frecuente considerarlas algo invasivas, pero no se asusten, es normal y seguro.

¿Cómo se efectúa? Acostada sobre una mesa, con las rodillas dobladas y los pies puestos en soportes, el médico inserta dentro de la vagina una sonda llamada “transductor”, la cual cubre con un condón y un gel. Este es examen de la pelvis, que se utiliza para explorar los órganos genitales de la mujer, incluyendo el útero, los ovarios, el cuello uterino y la vagina.

Luego de ese momento tu corazón se llenará de emoción al escuchar por primera vez los latidos de tu pequeño bebé.

Ecografías semana a semana

En condiciones ideales, el genicólogo solicitará durante el embarazo, cuatro ecografías. Cada una de ellas cumple objetivos que le son propios de acuerdo a las diferentes etapas del desarrollo del feto en que se practican:

Tras la ecografía transvaginal, realizada entre la semana 6 y 8, se llevarán a cabo ultrasonidos de manera Abdominal. En este caso deslizando un transductor sobre el abdomen materno. No obstante, en algunas ocasiones, especialmente si se sospecha de parto prematuro, el especialista puede optar nuevamente por la vía transvaginal.

¿Quieres saber más de cada ecografía? Pincha aquí

La Ecografía 3D y 4D: conociendo más a tu hijo

Quedan casi dos meses para el parto y como futuras madres la incertidumbre por saber detalles de los rasgos de nuestro hijo aumenta. Las ecografías 3D y 4D se han convertido en una excelente alternativa para saciar esta ansiedad.

Estos ultrasonidos son reconstrucciones tridimensionales de la morfología externa del bebe. En el caso de las 3D podemos ver a nuestro futuro hijo a través de imágenes, mientras que las 4D o de cuatro dimensiones, son cuadros en 3D, pero secuenciales, lo que permite ver al feto en tiempo real y en movimiento.

El doctor Jorge Gutiérrez Pinto, de Clínica Indisa, sostiene que “desde el punto de vista de los padres, estas ecografías permiten una mayor socialización con su hijo, ver como serán sus rasgos y tener la tranquilidad que no presenta defectos en su cara. Médicamente hablando tiene múltiples aplicaciones en patologías muy determinadas y en situaciones especificas que requieren un examen muy detallado por ejemplo de cerebro fetal o corazón”.

Si la mamá lo solicita, es recomendable realizar este tipo de ecografía alrededor de la semana 30. Después de esa fecha, disminuyen las opciones de ver el bebé, dado su mayor tamaño.

¿Hay algún peligro en hacerse muchas ecografías? (artículo relacionado).

Si deseas saber dónde realizar este tipo de exámenes, puedes visitar la sección Shopping Salud

babysec

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV