Hipo en tu pequeño ¿Cómo aliviarlo?

Hipo en los primeros meses de vida.

El hipo se convirtió en una preocupación para los padres, cuando es constante en los bebés. Hasta el 80% de los niños sufre de esto durante los primeros meses de vida. En el mayor de los casos no es un problema de salud.

Es habitual y no se conoce en qué consiste y cuál es su causa. Con el paso del tiempo se convirtió en algo incómodo para los adultos y cuando los niños lo tienen comienzan algunas dudas.

Es además una inspiración violenta, se produce de forma involuntaria en el diafragma y los músculos intercostales. En los adultos este comportamiento suele darse después de comer mucho o muy apurada. En los niños se hace mucho más frecuente y no sabemos el por qué.

Los recién nacidos no tienen su sistema nervioso ni digestivo con total madurez, por lo que el hipo cotidiano no debe ser un problema. La alarma podría ser si un niño que es prematuro lo sufre alrededor de 45 minutos diarios.

Los bebés toman una gran cantidad de leche, es fácil que el estómago comprima las paredes del abdomen, sobre todo el lado izquierdo, estimulando el nervio frénico. Esto provocará las contracciones espasmódicas del diafragma y pueden permitir la aparición del hipo.

Algunas causas del hipo son:

  • Evita que tu pequeño acumule gases.
  • No dejes que tu niño mame apurado.
  • Ayúdalo a expulsar gases.
  • No le des alimentos que no son adecuados para su edad.
  • Una baja de temperatura en el ambiente puede provocar hipo.
  • Asegúrate que su pañal este siempre seco.

Al médico debes asistir cuando el hipo aparezca varias veces al día y este cerca de media hora. Recuerda que todo lo que ocurra con tu pequeño debes comentárselo a tu médico.

Relacionados



prematuro
Te puede interesar:

Mejor uso del oxígeno mejora supervivencia de bebés prematuros